Un México ambidiestro

Ser de derecha o izquierda, se trata de una diferencia de enfoque a la hora de gobernar

26

Una persona ambidiestra o ambidextra tiene la capacidad de usar aparentemente con la misma habilidad la mano izquierda o la derecha; y hablar de derecha o izquierda es muy común en varios contextos, como en la política o en la forma de gobernar.

Ser de derecha o izquierda, se trata de una diferencia de enfoque a la hora de gobernar. Según la ideología de izquierdas, para que un país funcione hay que fortalecer el conjunto de la sociedad y los servicios básicos (salud, educación, pensiones).

La derecha sitúa al individuo en el centro de sus políticas, está más centrada en el individuo y la iniciativa privada (Que cada ciudadano sea independiente y dignifique su forma de vida, se fortalece la cultura del emprendurismo y la iniciativa privada). Los gobiernos de derechas favorecen la economía de las empresas para que sean éstas las que generen la riqueza en un país.

El radicalismo o extremismo podría llegar a ser muy dañino al momento de aplicar políticas publicas iguales en realidades o momentos diferentes, ya que el cambio es constante y las sociedades están conformadas por diferentes y variadas formas de pensamiento, así como también los entornos van demandando cada día diferentes atenciones y satisfactores para lograr la convivencia sana y sociedad fortalecida.

México es un país que, a lo largo de su historia, su profunda es interesante historia, ha experimentado diferentes formas de gobierno con sus respectivos resultados o consecuencias y ha tenido que adaptar y adaptarse a los cambios que demanda el mundo entero y la misma sociedad y más allá de la ideología de izquierda o derecha, lo que el país requiere, tal vez, es ser ambidiestro, según la circunstancia y la situación o necesidad que se tenga que resolver y atender.

Lo anterior en la búsqueda siempre de un México que, en lugar de escasez y pobreza produzca abundancia, en lugar de odio, amor, de ofensa, perdón, en lugar de tristezas genere alegría, de guerra, paz, cambiar la enfermedad por salud, mayor educación en lugar de ignorancia, en lugar de fomentar la división se pugne por la unidad, ya que los héroes que dieron patria, los revolucionarios y los contemporáneos, se han declarado a favor de valores y condiciones que permitan una patria ordenada y generosa y una vida mejor y más digna para todos.