¿Y la Policía Militar, a dónde irá?

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció en Toluca que habrá “coordinaciones” estatales de seguridad, sobre las que tendrá directamente el mando.

49

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció en Toluca que habrá “coordinaciones” estatales de seguridad, sobre las que tendrá directamente el mando.

En éstas participarán todas las policías, así como las fuerzas armadas.
O sea que habrá, obviamente, coordinadores en todas las entidades federativas. Tan sólo en el Estado de México, de acuerdo con sus palabras, habrá 32 coordinaciones. Y parecería que igual número de responsables.
¿Qué quiere decir esto? Que habrá un mando único distinto del “mando único estatal” que quiere imponer Alberto Capella en Quintana Roo. Que, seguramente, tendrá control superior porque dependerá directamente el propio primer mandatario.

¿Cómo podrán organizarse así todas las fuerzas del orden? Se antoja, de entrada, muy complicado. Y si tomamos en cuenta las deficiencias en las policías municipales de nuestro estado, todavía más. Imaginar que policías municipales de Carrillo Puerto, por dar un ejemplo, puedan trabajar de la mano de marinos, militares, policías federales, policías estatales y obedecer a un coordinador que quién sabe si será militar o civil, es más que complicado.

En Cancún, la llegada de las autoridades provenientes de Morelos, tanto Capella como su “ayudante” convertido en secretario de seguridad pública de Cancún sin cumplir los mínimos requisitos legales, no ha significado ningún cambio. Seguimos con los crímenes, con las ejecuciones, seguimos con la realidad.

Ahora presenciamos un impresionante desfile de la policía militar que ya tiene cuartel.

¿Qué papel va a jugar estas semanas que quedan del actual sexenio, bajo el mando del general Cienfuegos y, supongo, de las autoridades militares presentes en el estado? ¿Qué mando tendrá sobre ellas Capella o, por lo menos, le avisarán de sus operativos si es que los hacen? Ni siquiera sabemos si van a actuar en la Zona Hotelera de Cancún o en las colonias, si harán funciones de vigilancia o de investigación, si van a estar uniformados, en vehículos militares, preocupando a muchos con una posible “militarización”.

López Obrador habló, también en Toluca, de incorporar a 50 mil jóvenes a las policías naval, militar y federal para “serenar” el país. ¿Cómo se interpreta esto con los más de tres mil policías militares que vivirán en Quintana Roo? ¿Ellos también dejarán la función policial para dedicarse a “serenar”?

Lo que tenemos es un jefe policiaco, Capella, que habla de mando único, un presidente electo que dice que tendrá el mando único, y un desfile de militares que dicen ser policías… ¿Qué haremos con todo esto mientras los crímenes y la impunidad continúan?