Que flojera hacer campañas de contención…

La muerte de una familia norteamericana, cuyo motivo resultó ser un misterio en un principio que terminó por ser una intoxicación de gas

47
La muerte de una familia norteamericana, cuyo motivo resultó ser un misterio en un principio que terminó por ser una intoxicación de gas, no es motivo para una campaña de información según la titular de Turismo, Marisol Vanegas.
Quintana Roo aporta casi la mitad de los ingresos de Turismo que recibe el país, y reciba al mayor número de visitantes, por lo que el perfil del responsable de esa área debería ser reconocido nacional e internacionalmente.  Su importancia solamente debe estar precedida por la del secretario de Turismo federal.
No es así.
Tal parece que incluso en el Estado la actividad turística está entendida como un tema menor, lo que podría explicar las declaraciones de la señorita Vanegas: “No necesariamente por todo lo que pase en Quintana Roo se debe hacer una campaña de contención o implementar una estrategia para posicionar la buena imagen”.
Así, con todas sus letras lo declaró.
Supongo que habría tomado en cuenta los casi 90 crímenes que llevábamos tan sólo en Cancún, porque también son “cosas” que pasan…
Una familia, tradicional, totalmente integrada a su comunidad, viene de vacaciones a Cancún y muere, presuntamente, por una fuga de gas.
¿Cuál es la respuesta? Decir, como la señorita Vanegas, que no les corresponde revisar los condominios… ¿Quedarse en la omisión como las autoridades que ni siquiera investigan si hay responsabilidad del dueño del edificio, de la compañía de gas, de alguien?  Porque el Fiscal Miguel Ángel Pech así lo declaró: “No tenemos la capacidad técnica”, por eso investigará, supongo que es un decir, la PGR.
Que se esperen todos a la demanda multimillonaria que vendrá.
Pero ese no es tema que dañe la imagen turística del Estado.  Como tampoco los crímenes impunes, porque ni siquiera investigan quiénes pueden ser los asesinos, que tenemos cada día.
¿Por qué están cerrados negocios de Cancún y Playa del Carmen, incluso en la Quinta Avenida?  Mera casualidad que no amerita una “campaña de contención”.
¿Por qué tenemos una ocupación de hotelera, prevista, de 88% esta Semana Santa?  Debajo de Acapulco, por ejemplo.  Tres o cuatro puntos porcentuales más que tuviésemos significarían una gran diferencia.  Si se alcanza esa meta, porque cualquiera puede desconfiar de las declaraciones de la titular de Turismo después de comprobar su falta de criterio.
Bien haría la señora o señorita Secretaria en puntualizar por qué los 100 mil sitios que reciben turistas, de ese 88% de afluencia que esperamos estos días, no están verificados.  O sea que pueden tener plagas, cucarachas, todo tipo de problemas de Salud o fugas de gas o se pueden caer los pisos… póngale a su imaginación.
¿Qué no son turistas quienes los alquilan?
Y por último, vale la pena preguntar qué entiende la señorita Vanegas por “campañas de contención”… cómo contener basura o cómo contener la ira o cómo contener la cintura…
En Tuiter: @isabelarvide Blog: CambioQRR.com