Necesitamos promotores

Todos tendrán que dedicarse a promover a Quintana Roo, desde los dueños de los hoteles hasta quienes trabajan en la Secretaría de Turismo.

26

Si algo caracteriza a Andrés Manuel López Obrador es su aferramiento a lo dicho.  Que para muchos es una cualidad.  Lo que, además, lo hace predecible en grado máximo.

De tal forma que el Tren Maya se construirá.  Y para ello se utilizará dinero del Consejo de Promoción Turística, que desaparecerá.  Lo que ha parado los pelos de más de uno.  Sobre todo de quienes no gastan mucho en el tema, aunque reciben los beneficios de esta “promoción”.

Ante esto, el gobernador Carlos Joaquín ha dicho que es un reto, que obliga a Quintana Roo a gastar más dinero en el tema.

Y, no lo dijo pero está explicito, a trabajar mucho en el extranjero.

Todos tendrán que dedicarse a promover a Quintana Roo, desde los dueños de los hoteles hasta quienes trabajan en la Secretaría de Turismo.  Y para ello se tendrá que hacer a un lado el prejuicio sobre el gobierno anterior y su exagerado gasto en todas las ferias internacionales de Turismo.

Se necesita salir.  Se necesitan mecanismos con mucha imaginación.  Se necesita convencer a los mayoristas, a quienes mueven los grandes flujos de viajeros de nuestras ventajas.  El dinero está de por medio, pero es indispensable hacerlo si no queremos ver el principio del final del auge turístico del Estado.

Hasta la fecha no ha habido bajas importantes en las reservaciones.  No como podían haberse dado ante el aumento de la violencia exponencial, sobre todo en Cancún.  Lo que quiere decir que Carlos Joaquín ha hecho bien su trabajo, y que existe una gran fortaleza de la entidad en el extranjero.

Sin embargo, se requiere, con urgencia encontrar salidas al tema de la inseguridad.  Sin la promoción nacional, sin dinero suficiente para la promoción local, sin una participación más decidida de los señores dueños de los hoteles.