¿Dónde estaban las autoridades? Fracaso de todos en Cancún

Este trimestre nos convertimos en el segundo Estado que ha aumentado su índice criminal

87

Este trimestre nos convertimos en el segundo Estado que ha aumentado su índice criminal, con un apabullante 134 por ciento. Vergüenza de todos, tragedia de quienes vivimos en Quintana Roo.

Tenemos el mayor naufragio de “autoridades” que por muchos meses, años, permitieron que tres secuestradores, presuntos asesinos, estuviesen en el activo de la policía municipal de Cancún.  Motivo suficiente para que renunciaran, para que se fueran de Quintana Roo. Son un fiasco, un fracaso, un fraude.  Todos.

¿Qué Darwin Puc, titular de la policía municipal, no es militar?  ¿Cómo nos puede explicar que le vieron la cara?  En el mejor de los casos, aceptando que no sea su cómplice y protector.  Y los titulares de la Guarnición Militar, de la Zona Militar, de la Zona Naval, los del CISEN, los de la Policía Federal, cómo nos pueden explicar que no los hayan detectado.  Que no hayan avisado para que los echaran a la calle.

Por el contrario, cuando el incidente de tránsito donde uno de ellos amenazó a periodistas, lo que tuvimos fue una conferencia de prensa de Puc en su defensa.

Pese a “Inteligencia Militar”, a “Inteligencia Naval”, a la presencia militar, naval y de policías federales en operativos especiales, por muchos meses no pudieron “descubrir” que estos tipos estaban infiltrados, que eran parte de una banda, que habían “levantado” y asesinado a un ciudadano colombiano, y presuntamente a muchos más.

Además dos de ellos fueron “escoltas” de Paul Carrillo.  Toda la seguridad de Cancún quedó pisoteada,  los señores detenidos se han venido orinando sobre las declaraciones de Remberto Estrada, de Puc y de su antecesor y de los demás.

¿Por qué puede pasar esto?  Todos sabían quién era el sujeto apodado “La Sombra” que, además, mandó amenazar a un compañero periodista ya detenido.  ¿Cuántas otras redes de corrupción, secuestro y asesinato tenemos en la policía de Cancún? A la mañana siguiente aparecieron 5 cuerpos en un automóvil, frente al Estadio, sin que haya detenidos. ¿Cuántos muertos llevamos este año electoral?  ¿Quién lleva la cuenta?

¿Qué hacen los analistas de “Inteligencia”? ¿Cómo podremos confiar en nuevas autoridades municipales, hombre o mujer, de cualquier partido, con esta policía? ¿Por qué Darwin Puc no ha hecho su trabajo? ¿Es que todos están muertos de miedo escondidos detrás de su escritorio?

En verdad hay que indignarse.  Porque, además, no habrá una renuncia.  Ni siquiera una disculpa pública por su extrema, supina incapacidad.  Vivimos rodeados, amenazados por policías criminales con total beneplácito de sus jefes, de las autoridades federales incluyendo a las militares, y en este caso con omisión extrema de Remberto Estrada.

Hoy tenemos la vergüenza de ser uno de los estados con mayor criminalidad, pero sobre todo de ser una entidad, de ser un municipio, de ser una ciudad que se llama Cancún donde los delincuentes duermen en casa de las autoridades y estas les tienden la cama. Ese es el horror nuestro de cada día.

En Tuiter: @isabelarvide  Blog: CambioQRR.com