El combate a la corrupción

“Es decir, estos “diputados”, quienes nos han decepcionado por hacer uso del dinero público para favorecer al Partido Acción Nacional (200 millones de pesos)”

17

Escuche mientras lee: “El Triste”, una excelente pieza registrada por Roberto Cantoral, en la insuperable interpretación de José José, el maestro de la gestión eficiente del aire para cantar; si se trata de seguirlo, el más avezado se queda irremediablemente sin aire y no concluye las alargadísimas frases como lo hacía el maestro. Canción que valió el enojo del respetable durante el segundo Festival Mundial de la Canción Latina en 1970 donde no le reconocieron, como la mejor.

QUIENES FUERON DENUNCIADOS POR CORRUPTOS, AHORA PIDEN JUICIO POLÍTICO…

y lo más “interesante” del caso es que los diputados de la XV Legislatura consideran con seriedad dar entrada a una eventual demanda de Juicio Político en contra del presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez ingresada PRESUNTAMENTE por el contralor municipal, Manuel Zapata Gutiérrez, uno de los cuatro denunciados por la comisión de los delitos de Extorsión y Delitos Contra la Administración Pública Cometidos por Servidores Públicos en perjuicio del patrimonio del H. Ayuntamiento de Othón Pompeyo Blanco.

Como en muchos otros casos; la administración pública de ese municipio tiene al enemigo en casa y por si ello fuera poco, además los tiene operando cínicamente actos de corrupción; lo que no tiene ninguna lógica, es que los “representantes populares”, hagan equipo con los corruptos y pretendan evadir a los denunciados a través de un distractor como lo es la intentona de Juicio Político a quien les denunció, es decir, al presidente municipal; la historia sucedió así.

Resulta que el ahora regidor, Sergio Guillermo Zapata Vales, fue representante de una empresa privada denominada “Más Allá de Tus Expectativas SA de CV” a nombre de la cual, solicitó permisos a la autoridad municipal; como resultado de ello, el pasado 21 de diciembre de 2018, el regidor fue citado en un lugar denominado “Cocktail Restaurante-Bar”, donde fue abordado por Miguel Zogby Cheluja Martínez, quien fungía en ese momento como intermediario y quien le informó que para entregarle los permisos que había solicitado a nombre de la empresa, el contralor, Manuel Zapata Gutiérrez le solicitaba que retirara una queja que interpuso el 31 de octubre en contra del funcionario público Dante Ahuitzotl Koh Romero, director de Desarrollo Urbano, Ecología y Medio Ambiente del ayuntamiento capitalino. Al regidor le pidieron el pago de 500 mil pesos, por lo que, a nombre del Ayuntamiento, se hizo la denuncia en contra de Miguel Zgby Cheluja Martínez, Bandini Cortés de Brasdefer, Manuel Zapata Gutiérrez y Dante Ahuizotl Koh Romero.

Pues, derivado de ello, el propio contralor municipal, Manuel Zapata Vales fue ante la XV Legislatura a interponer una solicitud de Juicio Político en contra del presidente municipal; los motivos, no los han hecho públicos ni los diputados, ni el solicitante del juicio, es decir, el contralor, ese es un tema que se mantiene en absoluta reserva; ¿por qué?

Lo que sí han adelantado es el procedimiento que se ha de seguir en relación a la petición de juicio y hasta se ha considerado la sesión extraordinaria para tener el cuórum necesario para deliberar si se admite y tramita o no la solicitud de juicio político; lo cierto es que, si hubiese alternativa, ya la hubieran manifestado estos “representantes populares” quienes en todo caso son representantes de sus propios intereses o los de grupo.
Es muy cuestionable que un legislador se preste a ser cómplice de quien ha sido demandado por actos de corrupción y no sólo ello sino que se han presentado las pruebas que permiten reforzar tales acusaciones.

Es decir, estos “diputados”, quienes nos han decepcionado por hacer uso del dinero público para favorecer al Partido Acción Nacional (200 millones de pesos), a algunos de sus más destacados militantes y desde luego a Lorenzo Martínez Arcila, a través de una figura ilegal denominada “apoyos ciudadanos”; quienes se han convertido en comparsas de los intereses más delincuenciales vinculados al borgismo (tal es el caso de los sindicatos de taxistas); que han dejado en el tintero temas tan trascendentes como la desaparición de la Gran Comisión, entre otras “lindezas”, hoy vuelven a las andadas con temas que tienen que ver con la autonomía municipal y descaradamente se convierten en defensores a ultranza de quienes delinquen son sus cargos públicos, con tal de hacer la guerra a un presidente municipal que no ha accedido a responder a sus mezquinos intereses.

Ahí tiene usted las declaraciones de Carlos Mario Villanueva y desde luego del tristemente célebre Eduardo Martínez Arcila quienes hablan con una autoridad que no tienen de procesos que les han tenido que explicar sus asesores dada su inmensa ignorancia.

LO QUE NO SE VALE TAMPOCO

Y lo que no podía faltar; ahora resulta que la senadora Marybel Villegas se viste de “Wonder Woman” y se dice defensora de los intereses del Ayuntamiento de Othón P. Blanco; se permitió el lujo incluso de amenazar hasta al gobernador del estado, cuando el tema está en el Congreso local; pero su infinita ambición la hace ser imprudente, lo menos.

No hay los salvadores que la “representante popular” pretende; no es un senador o aspirante a la gubernatura quien le va a resolver el problema al Ayuntamiento, será la aplicación irrestricta de la ley y ahí trascenderá el trabajo del poder judicial del estado, el cual, si se atreve a fallar en favor de la impunidad, dará paso a la justicia federal; será en los juzgados donde se resuelva y así pegue de gritos y saltos, la “Mujer Maravilla” del submundo nada podrá remediar.
Buongiorno.