En cualquier concepto de ciudad del futuro, podemos ver imágenes con turbinas eólicas y paneles solares como símbolo de sustentabilidad, esto ya no será una realidad en nuestro país.

El pasado 29 de abril publicó en el Diario Oficial de la Federación el “Acuerdo para garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad” del Sistema Eléctrico Nacional, este documento, cuenta con varias irregularidades en las reglas de operación del mercado eléctrico, en resumen el acuerdo limita la emisión de permisos para nuevas plantas eólicas o solares, prohibiendo la construcción de proyectos propiedad de particulares en lugares congestionados o con poca capacidad de transmisión.

Es importante mencionar que las energías renovables se han convertido en la opción más viable para impulsar el crecimiento, desarrollo sustentable y económico de cualquier país, México al suspender las energías renovables estamos dando un retroceso a los años 70’s o más, tomando en cuenta que nuestro país se suscribió junto con 195 países el Acuerdo de París que busca combatir el Cambio Climático.

La Reforma Energética hace menos de dos años había potencializado a México en la transición del sector eléctrico, la continuidad era una clave fundamental para dar certeza a todos los inversionistas, esto no sólo era relevante para todos los nuevos proyectos de generación con energías renovables, sino también era una gran oportunidad para la manufactura mexicana.

Tanto la iniciativa privada como la pública han manifestado su inconformidad, María del Carmen Colín Olmos, apoderada legal de Greenpeace en México, promovió un juicio de amparo en contra de los dos Acuerdos publicados, el Juez Juan Pablo Gómez Fierro concedió la suspensión provisional.

La semana pasada se anunció que los estados de Jalisco y Aguascalientes presentarán una controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación para impugnar el acuerdo de la Secretaría de Energía que restringe el acceso de empresas privadas en la generación de energía eléctrica mediante fuentes alternativas.

Por otro lado el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) acusó que el acuerdo publicado por la Secretaría de Energía, frena la inversión privada en energías limpias o renovables, señalando que es una “violación flagrante al marco constitucional” y las consecuencias serían graves para el país.

Se está poniendo en riesgo 260 proyectos de generación en operación, 56 proyectos en pruebas y/o construcción, 130 mil proyectos de generación distribuida, 81,500 empleos existentes en todo el país , 44 mil millones de dólares de inversión ejercida en todos los Estados de México para el periodo 2021-2033, impactando también casi 24 mil millones de dólares de inversión complementaria para cubrir las necesidades del Sistema Eléctrico y 113 mil empleos vinculados a dichas necesidades.

Por lo que el acuerdo que emite la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional impacta todos los proyectos privados en el sector, tanto de energía renovable, como de fuentes convencionales de energía, desde proyectos de gran escala hasta proyectos de generación distribuida.

Es una pena la situación que estamos viviendo ya que las energías limpias apuestan por un desarrollo de colaboración, sustentable e incluyente, el beneficio se iba a reflejar en cada uno de los mexicanos en aspectos económicos, sociales y ambientales.