Y el gallo cantó

La controversia entre el Rogelio Jiménez Pons, secretario del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo del Gobierno de México, es inexplicable

33

La controversia entre el Rogelio Jiménez Pons, secretario del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo del Gobierno de México, es inexplicable, tal parece que el gabinete federal está dividido y hay teléfono descompuesto con los acuerdos que se toman en relación a los cotizados hoteles en la zona hotelera de Cancún: Grand Island y Riu Riviera Cancún.

Aunque en mi pasada columna hablé lo que se avecinaba con estos mega hoteles, el tema está que arde, por lo que es importante retomarlo y hablar de los avances.

El pasado miércoles estaba prevista la colocación de la primera piedra del Centro de Convenciones del hotel Grand Island en Cancún, pero por respecto al luto del director de Fonatur, quien perdió a uno de sus hijos por fallecimiento hace unos días, el acto de pospuso hasta nuevo aviso, por otro lado el RIU Riviera Cancún desde hace semanas andan removiendo el terreno.Ambos casos para Fonatur es una total masacre al medio ambiente por la sobredensificación al no respetar ninguno de los dos proyectos los planes maestros originales, por lo que la dependencia advierte que están haciendo las maletas para retirarse del destino en caso que no haya una rectificación.

En la Cumbre de Inversión Inmobiliaria Turística (Investment Summit 2020) que se inauguró ayer en el Centro Internacional de Convenciones de Cancún, Torruco Marqués, fue cuestionado acerca del tema y ya fijó la postura que en el caso de demostrarse que las autorizaciones otorgadas a las obras fueron de manera ilegal, deben de ir a la cárcel los responsables y luego lanzó un sablazo “todos los proyectos que cumplan con las densidades y con todo el reglamento debe de ser apoyado, en estos casos no hay impedimento legal para oponerse”.

La disputa y las tensiones ya están sobre la mesa, lo cierto es que la Secretaria de Turismo de alguna manera disfraza que quiere ceder sobre el tema, pero luego contra ataca sobre las presiones de Fonatur, pero como no defender lo que con bombos y platillos anunció AMLO en un mañanero de octubre de 2019.

Algo que además ya está pactado con Carlos Joaquín, gobernador del estado.El río continúa arrastrando piedras, la amenaza está latente por parte de Fonatur y Sectur, la otra cara de la moneda también está firme en sus propósitos, será un final trágico o final feliz, aún no se sabe porque la última escena no ha llegado, por lo que el telón aún continúa abierto, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.