Y de densidades se trata

Sin dudas un nuevo modelo a seguir en el desarrollo constructivo del Caribe mexicano, es uno que sea sustentable

26

Sin dudas un nuevo modelo a seguir en el desarrollo constructivo del Caribe mexicano, es uno que sea sustentable, que respete las densidades del terreno y que sea compacto.

Si bien es cierto que no se puede renunciar a la construcción de casas, ni inmobiliarias por el crecimiento poblacional, si hay que voltear a ver los impactos ambientales a la hora de levantar los cimientos. El desarrollo urbano y la densidad establece una problemática entorno al cambio de uso de suelo que se sustenta en el alto grado de consumo del mismo, la transformación, así como los efectos que ello genera en la calidad del aire, del agua, las modificaciones paisajísticas y la pérdida de biodiversidad.

Teniendo esto en cuenta Quintana Roo ya a dado a conocer el Plan Maestro de Turismo Sustentable que comprende una agenda de 2020 hasta 2030, algo a deber desde hace años siendo el principal polo turístico de México y las cientos de devastaciones existentes en el estado desde selva hasta manglares.

Comprende acciones del sector público, privado y social en el estado y sus destinos turísticos.Entrando en materia, recientemente Marisol Vanegas Pérez, secretaria estatal de Turismo, hizo el anuncio que las proyecciones de crecimiento de 16 mil nuevas habitaciones hoteleras entre 2020 y 2023 en Quintana Roo no formarán parte de los planes de establecimiento de límite al crecimiento hotelero en la entidad, es decir, que aunque se trabaja en instrumentos de sustentabilidad turística en el estado, las habitaciones que ya están autorizadas serán respetadas.

Aclaró algo importante que “el número de habitaciones que se va a tener en los próximos años es una función directa de las densidades que tiene cada uno de los Planes de Desarrollo Urbano, en cada uno de los 13 destinos turísticos que tiene el estado. Pero algo que se cuestiona es que las habitaciones autorizadas en el estado es de 30 mil que vienen colgados de más de dos años atrás, por lo que las otras 14 mil aún se desconoce como van a quedar con el tema de la densificación.

Por eso en el estado se trabaja con el Plan de Ordenamiento Territorial a nivel estatal que se ponga límites a las densidades en función de las vocaciones de cada destino, el cual deberá estar armonizado con el ordenamiento territorial que recientemente se publicó a nivel federal. Mientras tanto seguirán obras como las de Grand Island (lamento una vez más mencionarlo, pero el tema sigue sobre las brasas de carbón), un mega proyecto aprobado a altura del Mirador de la zona hotelera, anunciado con bombos y platillos a nivel federal, cuestionado por el titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo que está a punto de recoger las maletas y marcharse del paradisiaco Cancún y todo por la cuestión de la sobre densificación, aunque ya quedó claro que todo está en orden con ese centro de hospedajes, por lo que ya remueven los primeros cimientos.

Mientras así, continúa el crecimiento del destino, con proyecto aprobados ambientalmente que para algunos como el ejemplo antes expuesto les resulta confuso, pero “papelito habla”.Vamos adelante por la inversión y por el camino pulimos lo sustentable, tal es así que las proyecciones que se suman en diversas manifestaciones de impacto ambiental en la zona norte del territorio, dan pie a que en los próximos años puedan construirse o ser remodeladas otras cinco mil 664 habitaciones, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.