Monopolio de las navieras, duro de pelar

El tema de las navieras que tienen la licitación para el cruce de Playa del Carmen a Cozumel y viceversa, se ha convertido en la comidilla de estos días

30

El tema de las navieras que tienen la licitación para el cruce de Playa del Carmen a Cozumel y viceversa, se ha convertido en la comidilla de estos días, para los que a diario tienen que agarrar este medio de transporte representó un duro golpe el alza de los precios de la noche a la mañana, solo con la disposición de un anuncio en la taquilla de pago.

Hasta la senadora Marybel Villegas Canché, alzó la voz en la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión, claro está porque le compete como integrante de la Comisión de Comunicaciones y Transportes.El exhorto fue que la Comisión Federal de Competencia (Cofece) intervenga por la alza de tarifas en la naviera para determinar si hay prácticas monopólicas en el alza de precios.Les recuerdo que la Cofece es la institución encargada de garantizar la libre competencia y concurrencia, así como prevenir, investigar y combatir los monopolios, las prácticas monopólicas, las concentraciones y demás restricciones al funcionamiento eficiente de los mercados.

Desde mediados del mes pasado es la pesadilla para muchos, de nueva cuenta se ponen de acuerdo ambas navieras para cobrar más la ruta, en el 2016 fue la misma historia, en aquel entonces por ese motivo fueron multadas con 45 millones de pesos por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Siguieron probando fuerza y en marzo de este año subieron las tarifas y otra vez la aplican, un segundo aumento sin dar tiempo a que llegue el 2020.¿Qué irá a suceder en esta ocasión? Mientras se debate y se llega a un acuerdo, exprimen los bolsillos de los que necesitan a fuerzas este medio de transporte. ¿Cómo frenar esta desfachatez sin consultar al pueblo y que afecta además al destino y al turismo?Por ahora ningún directivo de ambas empresas asoma la cabeza y siguen adelante saboreando la estocada y amasando sus bolsillos.

Por otro lado la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo), se lava las manos dicho por voz propia de Alicia Ricalde Magaña, titular de la paraestatal, la administración no tiene ninguna injerencia en el incremento de tarifas que puedan aplicar las navieras que operan en el estado.

Hizo saber que la Apiqroo únicamente presta servicios portuarios; tiene clientes y proveedores como cualquier empresa, esta atribución, subrayó, es facultad exclusiva de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, (SCT), a través de la Dirección General de Marina Mercante.

Importante el dato que aporta y curioso a la vez ya que se tuvo que recurrir al auxilio y piedad del Senado de la República para ver si se da solución al delicado y ya viejo truco de las navieras, sin que la Cofece proceda, la SCT está atada de manos y pies y no tendrá posibilidad de establecer regulación tarifaria, por medio de la Dirección General de Marina Mercante.

Si no es la primera vez que sucede este abusivo alza de precios, cómo es que las dependencias involucradas en el tema no tenga un as bajo la manga, para actuar con inmediatez y hasta al Senado de la República se ha tenido que recurrir para abogar por la problemática, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.