Las estocadas de un confinamiento anunciado

Los 172 hoteles cerrados entre Cancún, Isla Mujeres y Puerto Morelos, es solo una arista de la crisis que azota al Caribe mexicano

33

Los 172 hoteles cerrados entre Cancún, Isla Mujeres y Puerto Morelos, es solo una arista de la crisis que azota al Caribe mexicano producto de la pandemia que da estocada mortal en casi todos los países del planeta.

Es por eso las patadas de ahogado de Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, y busca a las carreras que el turismo en el destino sea declarado esencial, al ser la principal actividad económica del estado y así poder reactivarse con urgencia.

Sin embargo, a pesar de la crisis expertos dicen que va a comenzar a alivianarse el sector del turismo en el estado al reabrir poco a poco los hoteles, parques temáticos y agencias de viajes a partir de mediados del próximo mes.

En la primera semana de mayo, la empresa encuestadora Consulta Mitofsky realizó un estudio preliminar enfocado a “Los mexicanos en la cuarentena” donde destaca que a los empresarios entre el 26 y 50% le han disminuido los ingresos y en un rango de seis meses a un año esperan regresar a la normalidad el 34%; mientras que el 28% considera que en 15 días ya estarán estables.

Pero a estas estadísticas hay que sumarle que en la nueva normalidad, vienen nuevas reglas y ¿Estarán listos los directivos y empleados de centros de hospedajes, prestadores de servicios y todos las ocupaciones que de manera directa e indirecta tienen que ver con el trato hacia el turista o cliente?

Por otra parte se dice que el destino abaratará los precios y a pesar de ello hay dudas de ¿Quién llegará, quién se arriesgará o quién tendrá dinero para despilfarrar con la pandemia? La incertidumbre es mucha, pocos serán los extranjeros arriesgados, además que muchos son los países que aún tienen sus fronteras cerradas como Estados Unidos.

Hay que tener en cuenta que los norteamericanos representan el mayor número de visitantes foráneos que llegan al Caribe mexicano, pero el hambre de los empresarios por amasar de nuevo sus bolsillos es más abarcadora que la sensatez.

Por otro lado ya comienza a llegar el sargazo a las costas de la entidad y poco es el apoyo que se ha brindado falta de personal en los centros de hospedajes, los trabajadores del Ayuntamiento son insuficientes ya que solo se dedicam a la limpieza en las playas públicas.

De acuerdo al Observatorio de Sargazo en Quintana Roo, se reporta un incremento en la acumulación de sargazo en la costa de la Riviera Cancún y Akumal, otro punto importante que presenta acumulación de sargazo en estado de putrefacción es Playa Gaviota Azul en Cancún, lleva dos semanas sin atenderse los recales bajos que han llegado por lo que se ha incrementado la masa de la macroalga varada en la playa.

Playa el Recodo en el municipio de Solidaridad mejora principalmente por el trabajo de recolección.

En Mahahual que siempre ha sido un punto crítico de recale, apenas 38 toneladas de sargazo se han recolectado en tres jornadas que se han realizado y las barreras anti-sargazo aún no se instalan, por lo que trabajan a marchas forzadas por los pronósticos que a partir de junio van a llegar con mayor intensidad.

Algo a destacar es que los recales a lo largo de la franja costera seguirán en los próximos días, no en grandes las cantidades, pero están siendo desatendidos debido al confinamiento.

Para los hoteleros este ha sido su gran dolor de cabeza desde 2015 el recale del alga y ahora se suma los nuevos tratos y maneras de hacer por el Covid-19, algo que con la reapertura veremos como le dan solución.

Para la industria sin chimenea es un desafío con la caída precipitada de las reservas, de acuerdo a las estadísticas está sufriendo su peor crisis, más que la que se atravesó en 2009 a causa de la influenza.

Sin embargo, los hoteleros ya están dispuestos a reanudar labores, ¿precipitados o atinados?, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.