El largo peregrinar de una norma oficial para el sargazo

La creación de una Norma Oficial Mexicana (NOM) para el tratamiento del sargazo, no tiene para cuando concretarse

19

La creación de una Norma Oficial Mexicana (NOM) para el tratamiento del sargazo, no tiene para cuando concretarse, son dos pasos para adelante y tres hacia atrás desde que se planteó en 2016.

A partir de entonces, hace cuatro años científicos del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM en Puerto Morelos, entre otros, batallan porque este sueño se haga realidad, sin  embargo, en decenas de congresos, fórums, talleres donde han estado presentes funcionarios del estado y federales del campo de la ecología y el medio ambiente han explicado con peras y manzanas la magnitud del fenómeno y como se puede contrarrestar, pero al parecer no hay interés a fondo.

Lo nuevo del tema ahora es instar a cambiar la Ley de Pesca y su reglamento para sacarle provecho al alga y se espera que este intento no quede en el tintero y no sea un documento más a discutir a largo plazo en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El Consejo Técnico Asesor del Sargazo en Quintana Roo, analiza como sacarle provecho de manera sustentable a la macroalga que desde 2015 golpea con fuerza las costas del destino.

Llama la atención que la mayoría de los puntos que se discutió en esta ocasión es más de lo mismo desde la creación de este Consejo.

El aprovechamiento del sargazo en la industria; el traslado y disposición final del alga; como se puede aprovechar para la energía eléctrica o como composta, se contempla en una larga lista de proyectos y ninguno definido.

¿Qué es lo que falla? ¿Por qué no se avanza en los puntos de discusión? Es un tema complejo, es comprensible, pero dice un viejo refrán “para que el trapiche muela, tiene que haber caña”, es decir, sin recursos suficientes no se puede subir al próximo escalón.

Ojalá se ponga más atención al agravante del recale del sargazo en el Caribe mexicano, la principal fuente de turismo en el país y América Latina, la gallina de los huevos se les puede escapar, sino se le pone más atención, si sólo se explota y no se le mima.

Por poner algunos factores que se estudian y que el sargazo puede incidir puedo citar el blanqueamiento de los corales, el cambio de coloración del pasto marino, sargazo acumulado en las franjas costeras y los lixiviados que emana, asunto serio sin que se atienda con seriedad.

Los expertos, científicos e investigadores de nada sirve que hablen que expongan ideas, que los funcionarios se tapen los ojos y solo creen congresos, mesas de discusión por cumplir un plan obligatorio porque reitero cuatro años y ni medio paso de avance, otra vez las mismas discusiones que no llegan a nada, los mismos apuntes plasmados solo en nuevas hojas, y otra vez el largo peregrinar, pero saque usted sus propias conclusiones, punto y final.