Barreras antisargazo en Mahahual ¿y qué paso?

Los 652 metros planificados en Mahahual se fueron por la cuneta por el fuerte oleaje y las barreras amanecieron acariciando la franja costera

69

El pasado 8 de mayo con bombos y platillos la empresa Dakatso, escogida por el gobierno estatal para la instalación de barreras antisargazo en Xcalak y Mahahual anunciaba el banderazo de la colocación de anclajes para posterior despliegue de las barreras a partir del 15 de mayo.

La empresa de servicios de ingeniería marítima y terrestre, por medio de la división Sargazo Solutions aporta el equipo humano y mantenimiento a las barreras que están construidas a base de membrana de PVC con refuerzo de hilos de poliéster que tiene como ventaja el paso de pequeñas especies marinas.

Los “expertos” pusieron un anclaje tipo mantarraya para dañar lo menos posible el pasto marino del lugar y que dio como resultado que a poco más de dos semanas de lucir las barreras en el mar del sur del estado, bastó que las condiciones del tiempo se deterioraran en estos días, debido a que a la península de Yucatán la azota una tormenta tropical para que se armara el zafarrancho.

Los 652 metros planificados en Mahahual se fueron por la cuneta por el fuerte oleaje y las barreras amanecieron acariciando la franja costera y macroalga a todo lo que da incontenible en la playa.

La dirección de Ecología y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Othón P. Blanco informó que Mahahual quedará desprotegido y por tiempo indefinido no habrá de nueva cuenta barreras sargaceras.

Y algo que llama la atención es que dijeron que la falta de un proyecto técnico dio pie al desastre y la Secretaría de Marina será la encargada de volver a colocarla.

Se supone que Dakatso desarrolló un plan y ejecutó acciones a seguir para cumplir un objetivo con una noción de técnica para lograr un efecto determinado con una serie de procesos que respetan distintos criterios y que se emplean como medio para arribar a un fin y entonces ¿qué pasó?, si bien hay que respetar el medio ambiente también hay que apostar por anclajes efectivos, y sin lugar a dudas el de tipo matarraya es un fiasco y para nada es un logro su instalación en esa zona.

Luego de cincos años de recale masivo del macroalga a lo largo de la franja costera del Caribe mexicano no es posible que existan tan descomunales fallas, por lo que el 90% por ciento de efectividad de contención de las barreras de sargazo aún está por verse.

Hay que ver que tan resistentes saldrán los mil 200 metros de barreras contenedoras colocados en Xcalak si la estrategias del gobierno de Quintana Roo allí si surte efecto.

Por otra parte, Andrés Manuel López Obrador el pasado lunes dio el banderazo a inicio de obra del Tren Maya en la entidad, así marcó y retomó sus giras por el país en la Nueva Normalidad.

El proyecto insignia de la Cuarta Transformación permitirá ordenar el territorio para bienestar de la población y con una estrategia ambiental. Con ello se busca saldar la deuda histórica con el sureste de la nación, el cual debe cumplir con los tiempos marcados y el presupuesto, sin justificación, pero saque usted sus propias conclusiones punto y final.