A recomponer la economia nacional

La pérdida del poder adquisitivo que enfrenta la clase productiva del país tendrá que ser recompensada con acciones determinantes del gobierno federal y los empresarios

46

La pérdida del poder adquisitivo que enfrenta la clase productiva del país tendrá que ser recompensada con acciones determinantes del gobierno federal y los empresarios, en donde los pater familias recompongan su economía interna y esta coadyuve a buscar mayor estabilidad en el crecimiento de México.

Luego de una serie de estudios que llevan a cabo egresados de las principales instituciones superiores de la república mexicana, se precisó que en breve se reunirán con autoridades gubernamentales y de la iniciativa privada. con el fin de que se adopten medidas urgentes para que México no vaya a caer en un bache socio-económico de consecuencias fatales para todos por igual.

Enrique Lambert Smith, profesional en finanzas del Instituto Tecnológico Autónomo de México lleva a cabo acciones específicas con sus homólogos universitarios, para que el gobierno federal tenga un atlas financiero que en apariencia se ha olvidado de implermentar en los últimos tres sexenios y con lo que las finanzas públicas están en un bache del que difícilmente se saldrá en los próximos años.

No es posible que los regímenes no hayan hecho algo para solventar las graves crisis económicas que enfrentamos todos por igual, donde el común denominador ha sido el que la clase media está casi condenada al exterminio, luego de los innumerables esfuerzos que ha hecho para equilibrar su balanza financiera.

Y es que no hay que ser experto para saber que las economías como la mexicana, han sido pulverizadas por la falta de un esquema impuesto por el gobierno federal, que ha permitido que los inversionistas hayan acabado con programas de índole social que antes eran subvencionados por el empresariado en un importante porcentaje.

Lambert Smith explicó que si López Obrador programa y comparte de manera equitativa el gasto público en obras de beneficio colectivo, así como en programas sociales acordes a los difíciles tiempos que enfrentamos, México podría situarse en un entorno de crecimiento sustentable a partir del 2020, donde está ya esquematizado el sacrificio a la clase productiva de la nación.

Así, con una proyección acertada y no sólo en la aplicación de programas demagógicos y proteccionistas, nuestro país se mantendría con mayor estabilidad que en los años pasados recientes, sobre todo porque se buscaría el mantenimiento de los no sobreendeudamientos y si en cambio, la realidad en la estabilidad de nuestra moneda.

Con esas fórmulas, México podría mantenerse fuera del acecho financiero de naciones como la venezolana y las sudamericanas de nuestro continente, que han preferido apostarle a la especulación que el mantenimiento de las finanzas públicas.

Veremos en las próximas semanas la formalidad de los jóvenes profesionistas que están preocupados por el rumbo inestable del país como no había acontecido en las últimas décadas en nuestra nación.