Coronavirus, la verdad

Los poderes fácticos en nuestras sociedades han decidido no hacer nada significativo contra el ataque actual contra el nuevo coronavirus

103

Los poderes fácticos en nuestras sociedades han decidido no hacer nada significativo contra el ataque actual contra el nuevo coronavirus SARS-Cov-2.

Ni siquiera habrá un intento de hacer como China o Corea del Sur que han puesto a disposición todos sus recursos para detener la propagación del virus mientras aún era posible.  Actualmente, el Covid 19  causará un choque gigantesco.

En Alemania, la canciller Angela Merkel  dijo  que el 60-70% de todos los alemanes contraerán el virus. La mayoría de ellos se enfermarán con la enfermedad de Covid-19. Con una tasa de mortalidad del 1%, esto significa que más de 500 mil alemanes morirán. Merkel no dijo cómo iba a tratar de evitar esto. Hasta ahora, su administración ha hecho poco para prevenir una mayor propagación de la enfermedad al público y es lo mismo para Italia, donde el 1% de su población muere actualmente o España en segundo lugar.

El hogar más grande de Europa, seguido de Francia. Entonces, se esta tomando muchas medidas de contención, pero no medidas de curación. ¿Pero qué sabemos médicamente hablando? Que el virus se propagará a un ritmo rápido y que está mutando, que la epidemia se detendrá en junio, pero que habrá reanudaciones del virus que habrán mutado durante 12 años al igual que el virus de la gripe que mata a ocho mil personas cada año mucho mas que el Covid 19, por el cual se contabiliza cinco mil casos de muerte. 

Solo que la gran diferencia es la velocidad de propagación de este nuevo virus. Es importante notar que las autoridades sanitarias nos dicen que tendremos una vacuna en un año. Mientras lo que se puede hacer es: Aumentar la distancia social tanto como sea posible. Evitar todo contacto social en vivo tanto como sea posible. Hazlo AHORA! ¿Por qué? Pues revisando los  números, no encontré errores.

La ciudad de Wuhan en China se cerró el 23 de enero. Doce días después, el 4 de febrero, los casos recientemente confirmados en Wuhan alcanzaron su punto máximo y declinaron desde allí, ya que el aislamiento ha aumentado la distancia social y reducido el número de nuevas infecciones. Cada persona recién infectada ha infectado a otras dos o tres personas. La tasa de crecimiento fue, por lo tanto, exponencial hasta que la ciudad cerró.

Si la ciudad no se hubiera cerrado el 23 de enero, el número de casos habría aumentado después del 4 de febrero.

Esto sucederá en nuestras ciudades y países porque nuestras autoridades no están dispuestas o no pueden actuar tan rápido y con tanta determinación como las autoridades chinas. Las autoridades chinas aislaron la ciudad de Wuhan con solo 400 casos nuevos por día. En realidad, hubo dos mil 500 casos nuevos ese día, pero no lo sabían. España probablemente ya tiene más de 20 mil casos reales.

En la región de Madrid, con 600 casos oficiales y 17 muertes, el número real de casos es probablemente entre 10 mil y 60 mil. Si lee estos datos pues es imposible pensar que con menos número de casos, la ciudad de Wuhan ya estaba en cuarentena, pero así fue. Los comunistas cerraron una ciudad para evitar que una epidemia mortal se volviera exponencial. Nuestros líderes neoliberales no comenzaron a preocuparse hasta que el Dow Jones colapsó.

No espere que cierren una ciudad, ya que les costaría dinero a sus financiadores. Dado que la mayoría de los que mueren serán ancianos, probablemente estén calculando cuánto dinero ahorrarán los fondos de pensiones.