Osorio Chong y el miniPRI

Una fotografía de la próxima bancada senatorial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) vale más que mil explicaciones, artículos o columnas sobre el impacto real de la votación del primer día del mes en curso.

25
 Grupito en el Senado
Médico De la Fuente, a la ONU
Comida con Grupo Monterrey
Una fotografía de la próxima bancada senatorial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) vale más que mil explicaciones, artículos o columnas sobre el impacto real de la votación del primer día del mes en curso.
Miguel Ángel Osorio Chong, ex gobernador de Hidalgo y ex secretario de Gobernación (el político teóricamente con mayor responsabilidad en el gabinete de Enrique Peña Nieto, aunque en la práctica el vicepresidente único fue Luis Videgaray Caso), al frente de un puñado de políticos sin mayor futuro que deambular en el Senado durante seis años, en que Morena tendrá el control verdadero de la cámara que desde siempre había sido orgulloso terreno imperial del priismo.
Trece senadores priistas, de los cuales sólo una fórmula ganó su escaño por mayoría de votos (Jorge Carlos Ramírez Marín y Verónica Camino Farjat, en Yucatán). La propia Claudia Ruiz Massieu Salinas de Gortari, quien preside el comité nacional priista, aunque pareciera que ella preferiría la silla senatorial y no el fideicomiso de liquidación partidista.
Rubén Moreira Valdés, ex gobernador de Coahuila, ejemplo, como muchos de quienes ahora son sus compañeros de bancada, de los excesos políticos que los ciudadanos castigaron en las urnas. Beatriz Paredes, de un pasado del cual sólo quedan álbumes de nostalgia. Eruviel Ávila, otro ex gobernador al que en estas elecciones los ciudadanos le tundieron duro, pues en el Estado de México el priismo también fue barrido.
Y el nuevo jefe de la chiquibancada del miniPRI: Osorio Chong, quien peleó hasta el final la candidatura presidencial priista frente a Peña Nieto, quien optó por José Antonio Meade Kuribreña y, en los arreglos posteriores a la crisis interna, ofreció al hidalguense la coordinación de los senadores priistas, lo cual el miércoles se cumplió.
El PRI, en su escuálida representación actual (similar desastre ha vivido en cuanto a diputaciones federales), de los 128 senadores (64, de mayoría relativa; 32, de primera minoría y otros 32, de representación proporcional), el Revolucionario Institucional se quedará con 13, apenas por encima de los ocho que podría alcanzar el Partido de la Revolución Democrática y de los ocho que tendría el Partido Encuentro Social, a pesar de que perdió el registro y todo gracias a la magia de su alianza con López Obrador.
El PRI en la tercera división, colindante con el Verde y el Movimiento Ciudadano, cada uno con siete senadores, y el del Trabajo con seis (el Panal, Nueva Alianza, solo una posición, y el registro perdido) todas estas estimaciones sujetas aún a eventuales variaciones derivadas de la asignación de senadurías de representación proporcional, frente al nuevo partido hegemónico, Morena, con 55 de los 128 senadores, y la segunda fuerza opositora, Acción Nacional, con 23 escaños.
En otro terreno, el virtual presidente electo propuso al médico con especialidad en psiquiatría, Juan Ramón de la Fuente Ramírez, para que sea el siguiente embajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). No hay en su historial nada que avale experiencia y conocimiento específicos en tareas de diplomacia; aunque cierto es que goza de una buena imagen pública y que ha mantenido una actividad política constante. Por lo cual, su nombre ha sido manejado con frecuencia como posible carta de solución en momentos políticos conflictivos. Fue secretario de salud y rector de la Universidad Nacional Autónoma de México y su sello grupal es el zedillista.
Comió Andrés Manuel López con los selectos integrantes del Grupo Monterrey. Es de suponerse que en esa reunión política, económica y gastronómica se llegó a puntos de acuerdo que eviten choques entre los representantes máximos del poder empresarial norteño y el nuevo poder político nacional. Algunos de los planes lopezobradoristas generan resistencia entre los grandes capitales regiomontanos.
El propio Andrés Manuel López Obrador dijo a los senadores electos de Morena que él había hecho un acuerdo político con el zacatecano Ricardo Monreal, para proponerlo como coordinador de esa bancada. El acuerdo habría sido para que Monreal no dejara Morena, inconforme por la forma en que se manejó la designación de Claudia Sheinbaum como candidata a gobernar la Ciudad de México.
Pero, a pesar de ese anuncio, o justamente debido a él, comenzó a organizarse una contrapartida interna, que busca instalar a Martí Batres como coordinador de los senadores morenos. Sin embargo, el miércoles, en reunión poco concurrida de estos futuros legisladores, se planteó la posibilidad de que Batres asuma la presidencia del Senado, con Monreal como coordinador de la bancada.
Astillas: El PRI nacional defiende la asignación completa de las partidas presupuestales, en sus términos actuales, para el financiamiento de partidos. No están de acuerdo los dirigentes del partido de tres colores con el proyecto morenista, de reducir a la mitad esos ingresos. Y, en una más de esas escenas que hasta hace semanas parecerían imposibles, el PRI ha dicho que se necesita ese dinero para que en las elecciones haya piso parejo y equidad… Pedro Miguel (@navegaciones , en Twitter) dijo el miércoles, en entrevista con Azucena Uresti, en Radio Fórmula, que la multa impuesta por el Instituto Nacional Electoral a Morena, por presuntas irregularidades en el manejo de un fideicomiso para damnificados, es “una resolución que criminaliza la solidaridad; insinúan que hubo cosas raras, pero lo central es que no nos arrepentimos de ser solidarios”… Por lo pronto, el tribunal electoral federal dio entrada a la impugnación de Morena, en este tema del fideicomiso para damnificados, y asignó el expediente al magistrado Reyes Rodríguez Mondragón, a quien corresponderá hacer la propuesta de sentencia… Y, mientras Banorte ha despedido a cientos de empleados (luego de que hace dos semanas se fusionó con Interacciones, lo cual le convirtió en el segundo banco más importante del país), y Mattel cierra sus fábricas en México (en este caso, impactada la firma juguetera por el cierre de la cadena internacional Toys’R’Us): ¡Hasta el próximo lunes!