Dan seguridad social a estudiantes

Escuelas del sector público buscan que los jóvenes aprovechen los servicios médicos para prevenir males

23

QUINTANA ROO.-Las instituciones educativas de nivel medio superior y superior del sector público harán obligatorio que los alumnos se afilien y registren su alta ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para aprovechar los servicios médicos a los que tienen derecho, particularmente en el rubro de la prevención, ya que la mayoría de los jóvenes acuden sólo cuando están enfermos o por una emergencia.

El delegado del IMSS Quintana Roo, Flavio Carlos Rosado, afirmó que el programa de “Seguro de Salud para Estudiantes” tiene un padrón de afiliados superior a 72 mil jóvenes que cursan el bachillerato y licenciatura en la entidad, y por ello dicha población tiene garantizada la atención médica.

“Los estudiantes, creo a todos nos pudo haber pasado, al estar jóvenes a veces pensamos que no podemos tener un tropiezo en salud y siempre lo podemos tener. Por eso, me da mucho gusto cuando veo a los jóvenes inquietos por hacer su chequeo dos veces al año y así poder identificar de forma oportuna algún padecimiento crónico y no llegar a los 45 años o más con problemas de diabetes y sus múltiples complicaciones”, afirmó el delegado.

La jefa del Departamento de Afiliación y Vigencia de la Subdelegación del IMSS en Cancún, María Trinidad Villanueva, aseguró que las instituciones educativas solicitan como requisito obligatorio el número de Seguridad Social de los estudiantes al momento de inscribirse a la prepa y universidad.

Detalló que esto ha permitido que los jóvenes estén afiliados al IMSS Quintana Roo; sin embargo, a partir de este 2018, la institución tendrá como objetivo hacer una campaña importante en las escuelas de nivel medio y superior para que los estudiantes hagan uso de los servicios médicos, sobre todo del área de medicina preventiva.

La finalidad de la estrategia que implementará la institución es que los jóvenes conozcan los programas como: Prevenimss, salud reproductiva, nutrición, así como evitar infecciones de transmisión sexual y embarazos no planeados, por mencionar algunos.

 

Y para lograr un mayor impacto entre la comunidad juvenil, destacó que llevarán módulos de Prevenimss a un mayor número de escuelas, para que los afiliados no sólo acudan al médico cuando estén enfermos o por una emergencia, toda vez que se pretende impulsar la medicina preventiva.

Los jóvenes tienen acceso a todos los servicios médicos del primer hasta tercer nivel de atención y por maternidad en el caso de las mujeres, al estar dentro de la cobertura del Seguro de Salud para Estudiantes del IMSS, que es totalmente gratuito para los alumnos de nivel medio y superior.

Puntualizó que es necesario que los jóvenes acudan a la unidad de medicina familiar al que pertenecen para darse de alta y se les asigne un consultorio y turno, debido a que muchos no hacen dicho trámite, pues sólo tienen conocimiento que están afiliados y ti enen acceso al servicio médico.

Explicó que el procedimiento es sencillo, pueden hacerlo directamente en la unidad o en línea mediante las aplicaciones de la página del IMSS, y en tan solo dos minutos pueden contar con la asignación de consultorio e imprimir la caratula del carnet.

Fomentan la salud

De hecho en las últimas semanas del 2017, el IMSS atendió a un número importante de estudiantes, debido a que varias instituciones educativas, informaron a los jóvenes que para la reinscripción para el siguiente semestre, deberán de presentar su carnet de citas médicas como requisito y con ello se obliga a los estudiantes a darse de alta y acudir por lo menos una vez con al doctor.

Por lo que reiteró que visitarán con mayor frecuencia los planteles de los subsistemas de nivel medio superior y las universidades, para crear mayor conciencia entre los estudiantes, toda vez que estarán enfocados en la difusión de la medicina preventiva, con tal de lograr cambios en las nuevas generaciones de estudiantes.

De igual forma recordó que los padres de familia pueden mantener afiliados a sus hijos de 16 a 25 años de edad, siempre y cuando estén cursando el bachillerato o la universidad, aunque tiene limitantes, ya que no cubre el tema de maternidad por ejemplo, por ello los estudiantes de escuelas públicas prefieren el Seguro de Salud para Estudiantes, que es más amplio.

En el caso de los chicos en preparatorias y universidades privadas, son afiliados por los padres de familia y tienen que estar comprobando cada semestre con constancias de estudios su vigencia para no darlos de baja; sin embrago, si los jóvenes sólo están asistiendo a cursos y talleres de inglés, computación u otros, no pueden ser afiliados al IMSS por los tutores.

Recordó que los jóvenes pueden obtener su Número de Seguridad Social acudiendo directamente a la Subdelegación o en Línea, en ambos casos necesitarán la CURP, Acta de Nacimiento y su Identificación; una vez que cuenten con el NSS, lo presentan en la escuela, para darlos de alta mediante la firma digital, con la que cuentan las instituciones educativas.

Dicho Número de Seguridad Social, que se genera mediante la Clave Única de Registro de Población (CURP), es la misma que conservarán para su vida laboral
Recordó que el Seguro de Salud para Estudiantes cubre todo los gastos en materia de salud y maternidad, pero no aplica para prestaciones como pago y aplicación de incapacidades, en el caso de los trabajadores, además, cuando un joven abandona la escuela es baja automática.(Angélica Pool/UNISYMÁS)