Tradiciones en peligro de extinción

90

Los mayas acostumbran a realizar ceremonias para agradecer las abundantes cosechas y calmar la tierra, conocidas como Chac Chaac y el Jets Lu’um, respectivamente.
Al igual que la Danza del Cacao, son algunas de las tradiciones que poco a poco han desaparecido en los pueblos mayas de Quintana Roo.

Las razones son muchas pero la principal es la evolución que ha tenido el estado, principalmente en su desarrollo turístico y la influencia extranjera que ocasiona que muchas personas que viven en comunidades mayas se alejen e incluso se avergüencen de su cultura.

Los campesinos buscan sustento y prefieren trabajar en un destino turístico para obtener dinero que les permita mantener a sus familias. Lo anterior los separa cada vez más de la tradición de una cultura viva.

Vergüenza al legado maya
Mary Cobá Cupul, presidente del Consejo de Pueblos Mayas, declaró que es lamentable ver como paulatinamente se van perdiendo las creencias. Dijo que conoce a personas que tienen conocimiento de medicina herbolaria y de cómo “colocar los huesos en su lugar” (conocidos como sobadores), pero que la necesidad los lleva a olvidar la enseñanza de sus ancestros por emplearse como meseros o en áreas públicas de hoteles.

“Esto ocasiona que se pierdan conocimientos ancestrales, porque no enseñan a otras personas y tampoco lo vuelven a practicar, pero la necesidad de llevar dinero a sus casas los obliga a esto y lo entendemos”, aseguró.

Difícil evolución
Cobá Cupul dijo que se están perdiendo las costumbres tradicionales mayas, debido a que ahora las personas tienen un pensamiento diferente hacia esta tradición milenaria.
“Se ha perdido ese arraigo y pertenencia a la tierra. Las personas en los pueblos venden su tierra y su casa, ya no les gusta trabajar el campo como lo hacían los antepasados y poco a poco olvidan aquellas ceremonias para agradecer por la lluvia, por la cosecha y toda esa parte espiritual” lamentó.

La entrevistada explicó que, ahora en las comunidades, ya las personas viven de forma como si fuera una ciudad y ya no le prestan tanta importancia el trabajar en el campo para cultivar sus propios alimentos.

La cosmovisión
Aunque la presidente del Consejo de Pueblos Mayas recalcó que se han olvidado algunas ceremonias, otras se mantienen, pero ya no se realizan con la misma cosmovisión que se tenía antes, sino que ahora se efectúan como si fueran una celebración.

“La cosmovisión es una forma de pensar, de cómo ver el mundo, de vivir en armonía con la naturaleza, pero ahora a nadie parece importarle mucho esta situación”, externó.

A recuperar la identidad
Cobá Cupul dijo que han buscado mantener la cultura maya y por eso se han abierto cinco centros ceremoniales en diferentes municipios del estado (Lázaro Cárdenas, Felipe Carrillo Puerto, Chumpón, Tixcacal Guardia y Tulum) en donde se busca inculcar el amor a la naturaleza a las nuevas generaciones, porque se busca rescatar la parte espiritual y esta manera de pensar.

A sabiendas que la pérdida de las costumbres es grave, aseveró que no pueden sentarse y esperar que siga, por lo que buscan recuperar las tradiciones al hacer alianzas con etnias de otras entidades e incluso otros países.

“La gente de los pueblos no quiere sembrar la tierra, porque al estar cerca de los destinos turísticos prefieren salir a trabajar y dejar a un lado sus conocimientos”, recalcó.

Renán Moguel
GRUPO CANTÓN