“Somos un chingo”: Nestora Salgado

Somos todos los que estamos enojados, somos todos los que necesitamos justicia, grita la lideresa

22

 Chilpancingo, Guerrero.- Cuando Andrés Manuel López Obrador apareció con sus jeans relavados y su camisa blanca por la larguísima valla humana, todo el cansancio y fastidio de más de tres horas de espera en el sol desapareció del rostro de sus seguidores. Es increíble las pasiones que suscita la presencia del tabasqueño en esas atiborradas concentraciones, donde en ocasiones es imposible caminar.

Un mariachi le da la bienvenida con la canción de El Rey. Obrador viene muy contento. En las concentraciones de Tlapa y Chilapa le fue muy bien. El retraso de más de una hora es porque en las carreteras por donde pasa la gente lo espera, y él se detiene a saludarlo. Es la Pejemanía que ya recorre todo el país.