Se reactiva industria inmobiliaria

Retoman proyectos inmobiliarios en zonas de mayor crecimiento de la ciudad, como Puerto Cancún y la Avenida Huayacán

44

Cancún.- Tras publicarse el Programa de Desarrollo Urbano (PDU) de Cancún, se han reactivado diversos proyectos inmobiliarios que habían permanecido detenidos por la incertidumbre que generó la controversia jurídica en contra del instrumento que regula los parámetros de crecimiento urbano, aseguró Taydé Favila, presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) de Cancún.

De mayo a la fecha, aseguró que se han puesto en marcha la construcción de al menos 2 mil nuevas unidades residenciales de lujo, principalmente en zonas exclusivas como Puerto Cancún y de nivel medio alto en la avenida Huayacán, nueva zona de expansión de la ciudad.

El PDU es el instrumento que regula el crecimiento urbano de la ciudad, definiendo usos de suelo y densidades de construcción para cualquier tipo de proyecto. Una actualización de este documento aprobada en los últimos meses de la anterior administración municipal, a puerta cerrada, generó durante 2018 diversas críticas y la interposición de recursos legales para evitar que entrara en vigor, pues sus detractores aseguraban que los cambios hechos en los parámetros urbanos beneficiarían únicamente a los grandes desarrolladores inmobiliarios, sobredensificando la ciudad y la zona hotelera con más cuartos.

El documento se publicó en el Periódico Oficial de Quintana a mediados de abril pasado tras haberse resuelto la controversia legal en contra del documento.

Certeza con el PDU
Taydé Favila aseguró que luego de que se resolvieron los recursos contra el PDU, los proyectos inmobiliarios detenidos han vuelto a reactivarse al tener la certeza de que los parámetros urbanos que requieren están plasmados en un instrumento con validez jurídica.

El PDU se divide en 23 distritos urbanos la ciudad, los cuales estarán obligados a concentrar toda la oferta de servicios educativos, comerciales, de salud y de movilidad, de manera tal que estarán enlazados por vías primarias que facilitarán el traslado de sus habitantes de una zona a otra de manera más fácil y ordenada.

El documento permitirá incrementar la altura de las construcciones hasta los 22 pisos y se otorgan usos de suelo mixtos en algunas zonas, por lo que se favorecerá la llegada de inversiones tanto para nuevos desarrollos habitacionales en construcciones verticales, como para centros comerciales, restaurantes, bancos y oficinas, donde anteriormente solo se permitían construir viviendas.

La presidenta de AMPI dijo que la reactivación de las 2 mil unidades en Cancún es tan sólo una parte de toda la inversión que se detonará para la ciudad, pues además de vivienda de lujo, están llegando capitales de inversión en plazas, bodegas, oficinas, naves industriales, además de que hay gran expectativa por la demanda de servicios que implicará la llegada del Tren Maya, el cual se sabe que estará muy cerca de la avenida Huayacán que se ubica detrás del Aeropuerto Internacional de Cancún.

 

Por Jesús Vázquez/Grupo Cantón