¿Cómo ataca el Covid-19 al cuerpo humano?, te lo decimos

Cuando las personas tosen o si tocas a un enfermo, ahí es cuando el virus inicia su viaje a lo más profundo del cuerpo, sus destinos son los intestinos, el bazo o los pulmones

171

CIUDAD DE MÉXICO. 

Un virus es realmente una coraza alrededor de un material genético y algunas proteínas, posiblemente ni siquiera sea un ser vivo. Y sólo se puede reproducir al ingresar a una célula viva.

Su principal propagación parece ser por gotitas, cuando las personas tosen, o si tocas a alguien que está enfermo y luego su cara. Y allí es cuando el virus inicia su viaje a lo más profundo del  cuerpo, sus destinos son los intestinos, el bazo o los pulmones, donde puede tener el efecto más trágico. 

Los pulmones están revestidos con miles de millones de células epiteliales. Estas son las células fronterizas del cuerpo que recubren órganos y mucosas, que pueden ser infectadas

El coronavirus se conecta a un receptor específico en las membranas de la víctima para inyectar su material genético. La célula ignorante de lo que está sucediendo, ejecuta nuevas instrucciones que son bastante simples: copiar y volver a armar. Como hacemos con la computadora: copiar y pegar, y así se  llena de más y más copias del virus original hasta que alcanza un punto crítico y la célula recibe una orden final: autodestruirse. 

Al suceder esto, se liberan las  nuevas partículas de coronavirus listas para atacar más células y repetir la acción. El número de células infectadas crece exponencialmente, después de aproximadamente 10 días, millones de células han sido  infectadas y miles de millones de virus infectaron los pulmones.

El virus aún no ha causado demasiado daño, pero el coronavirus ahora te lanzará una verdadera bestia, tu propio sistema inmune, el cual al defenderse acaba por atacar tu cuerpo.

Esto puede empeorar tanto que puede causar daños irreversibles permanentes, lo que lleva a discapacidades de por vida. 

En la mayoría de los casos, el sistema inmune recupera lentamente el control. 

Mata las células infectadas, intercepta los virus que intentan infectar células nuevas, y limpia el campo de batalla. La recuperación empieza. 

La mayoría de las personas infectadas por coronavirus lo superan con síntomas relativamente leves.

Pero muchos casos se vuelven severos e incluso graves.

Esto sucede cuando, millones de células epiteliales han muerto y con ellas desaparece el revestimiento protector de los pulmones, eso significa que los alvéolos, pequeños sacos a través de los que se respira pueden ser infectados por bacterias que generalmente no son un gran problema. Los pacientes contraen neumonía, la respiración se vuelve difícil o incluso falla, y los pacientes necesitan respiradores para sobrevivir.

El sistema inmune ha luchado a plena capacidad durante semanas y ha fabricado millones de armas antivirales,  a medida que miles de bacterias se multiplican rápidamente, se ve abrumando.

Entran en la sangre e invaden todo el cuerpo, sí esto sucede la muerte es muy probable.

El coronavirus a menudo se compara con la gripe pero en realidad es mucho más peligroso