Ejidatarios cómplices de estafa

109
Ejidatarios-cómplices-de-estafa

TULUM, Quintana Roo.-“En el caso del gran fraude por la venta de terrenos de la zona colindante con la laguna Kaan Luum, ubicados en un área de preservación y conservación, está todo fuera de la ley”, externó Manuel Fernando Aznar Pavón, presidente del Colegio de Ingenieros y Arquitectos de Tulum, A.C.

Añadió que todo en su entorno está raro y habría que ver hasta dónde pueden estar o quedar involucrados el comisario ejidal y/o los ejidatarios por ser del ejido de Tulum.

“Vamos a llegar al fondo y hasta las últimas consecuencias, que de ser necesario, podría llegar a presentarse una denuncia penal ante las autoridades competentes, penas de cárcel que van de un año hasta los 10 para todos los que estén involucrados, desde el topógrafo, vendedores y hasta directivos de la inmobiliaria Azul Grand Caribe Realtors que está vendiendo lotes de una reserva ecológica”, indicó.

Aznar Pavón reiteró su exhorto a no comprar lotes de allí, que los están promocionando, que son de 10 por 30 de forma ilegal, violándose la Ley de Fraccionamientos, ley de Semarnat y desde luego el Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL), además, falta ver si es o no una empresa “fantasma”.

ILEGAL

Los predios son propiedad del ejido, por lo cual habrá que investigar hasta dónde están involucrados los ejidatarios en este tema, ya que al ser tierras comunales no pueden venderse.
Quintana Roo Hoy buscó al comisariado ejidal para conocer su versión de los hechos, pero no hubo respuesta positiva.

“Por la zona donde se comercializan los terrenos, cercana a la laguna, muy bien podrían venderse los terrenos  muy caros; sin embargo, están a precios casi de regalo, y eso está muy raro y fuera de lugar, por eso seguiremos investigando más a fondo y denunciar a los responsables de este orquestado fraude, caiga quien caiga», añadió Aznar Pavón.

“Empresarios haremos que se respeten las leyes porque se está orquestando un gran fraude con la venta de terrenos en un área de preservación ecológica, donde no se pueden construir fraccionamientos, y por lo mismo tampoco se puede realizar ni entregar títulos de propiedad, y eso de la entrega de un certificado agrario de nada sirve”, señaló el presidente del Colegio de Ingenieros y Arquitectos de Tulum, A.C.
“Es un vil engaño de una serie de vivales”, finalizó. (Gerardo González/QUINTANA ROO HOY)