Se esfuma millonaria inversión marítima

Uno de los dos navíos ambulancia adquiridos en 2013 por Roberto Borge se encuentra desaparecido, el otro, inservible

68

Cozumel, Quintana Roo.- Las dos ambulancias marítimas, con un costo superior a 2.4 millones de pesos cada una, adquiridas para Isla Mujeres y Cozumel por el gobierno de Roberto Borge Angulo resultaron una inversión tirada a la basura, pues nunca se utilizaron, además no servían para cumplir su función, pues se trataba de embarcaciones deportivas con logotipos partidistas, que no contaban con adecuaciones ni equipo.

A finales de 2015 y principios de 2016, ambas islas realizaron un intercambio de ambulancias, la de Cozumel fue enviada a Isla Mujeres y no regresó, mientras que la de Isla se encuentra pudriéndose en los patios de la Administración Portuaria Integral (Apiqroo) en Cozumel.

Alejandra Aguirre Crespo, secretaria de Salud, aseguró que desconoce el tema, pero está en coordinación con la Apiqroo para retomarlo. “Se tiene que valorar la condición que tiene la ambulancia, desde el tema físico hasta la viabilidad para disponer de este transporte. Lo que estamos haciendo es utilizar lo menos posible la ambulancia y por estamos pendientes a la resolución de la gran mayoría (de la) demanda hospitalaria y de consulta al interior del hospital”, dijo. Sin embargo, desde hace dos años Cozumel no cuenta con esta embarcación.

En tanto, la embarcación de Isla Mujeres se sigue pudriendo y está prácticamente desbalijada en el estacionamiento del recinto marítimo de la Apiqroo en la Cozumel.

REALIZAN TRASLADOS AÉREOS

En entrevista, Alejandra Aguirre Crespo, dijo que cuando tienen la necesidad de trasladar a pacientes que están en una situación crítica en la que se encuentra en riesgo su vida, generalmente no se hace por vía marítima, sino aérea, por lo que se está fortaleciendo el tema del transporte aéreo, para que se pueda realizar en mejores condiciones, porque por mar se puede complicar por las cuestiones meteorológicas

Ambulancias inútiles

A inicios de 2013, el entonces secretario estatal de Salud, Rafael Alpuche Delgado, anunció, por indicaciones del gobernador Roberto Borge Angulo, la adquisición y entrega de dos ambulancias marítimas, una de 34 pies de eslora para Isla Mujeres, y otra con 41 pies de largo, ambas presuntamente equipadas con el instrumental necesario para atender a los pacientes en los traslados hacia la zona continental. En cada una de ellas se invirtieron más de 2.4 millones de pesos.

El 10 de mayo de 2013, el entonces gobernador Roberto Borge y el presidente municipal Aurelio Joaquín realizaron la entrega de la ambulancia a la API de Cozumel, la cual sería operada por el Hospital General. Borge Angulo dijo que fue un compromiso hecho a los cozumeleños desde el inicio de su administración, con el que se eliminaría el problema de trasladar pacientes a los hospitales especializados en otros municipios o estados.

Sin embargo estos navíos eran en realidad de pesca deportiva, solo logotipados como ambulancia, y provistos de equipamiento médico básico, mas no de soporte vital, y la cabina no tenía área para camillas o trabajo médico, por lo que en caso de algún imprevisto durante el traslado, los pacientes tenían que ir al aire libre en la popa, soportando movimiento y otros inconvenientes, contraproducentes en pacientes críticos.

Las ambulancia de Cozumel, con matricula 23015369271 se utilizó en sólo tres ocasiones de mayo de 2013 a mediados de 2015, dos de ellas para traslados de pacientes no críticos y en el 2014 para llevar a un militar que durante su guardia nocturna se pegó un tiro en la pierna.

Entre las irregularidades detectadas, está que la Apiqroo pagaba el sueldo del capitán y un marinero desde 2013 y hasta concluir la administración de Borge Angulo, y estas personas trabajaban en otras embarcaciones de servicios turísticos, lo cual ocasiono que en cuatro ocasiones que se requirió la ambulancia marítima no pudiera utilizarse debido a que no estaba disponible el personal. Además, el combustible que debía consumir era utilizado para la embarcación del ex gobernador, en la que pilotaba el capitán pagado por la Apiqroo.

A mediados de 2015, la ambulancia de Isla Mujeres, con matrícula 23015368272, sufrió problemas mecánicos e inclusive se semihundió, por lo que fue retirada de operación y, al estar a cargo de la Apqiroo, fue llevada a Cozumel, donde fue puesta en el estacionamiento del recinto portuario, y la nave de la Isla de las Golondrinas fue enviada a la otra ínsula en calidad de préstamo, en lo que se le daba mantenimiento a la otra, lo cual nunca ocurrió, y hasta la fecha continúa abandonada.

SE EXTRAVÍA AMBULANCIA

En 2017, la Apiqroo devolvió las embarcaciones que estaban en comodato a la Secretaria de Salud, la cual nunca se ocupó de ellas, y su titular ignora el cambio de estas embarcaciones. Peor aún, hay rumores de que se ignora el paradero de la embarcación de Cozumel, prestada a Isla Mujeres.

COMPRA IRREGULAR DE MOTORES

En el primer trimestre del 2017, la directora de la Apiqroo, Alicia Ricalde, señaló que se requerían motores nuevos para la ambulancia de Isla Mujeres (originalmente la de Cozumel), por lo que se realizó una inversión de 700 mil pesos en la compra de 2 motores; sin embargo, de acuerdo con fuentes al interior de la Apiqroo, estos motores podrían ser dos equipos de 350 caballos de fuerza que se encontraban en resguardo en la Apiqroo Cozumel y fueron adquiridos por la administración estatal de Roberto Borge y se encontraban en una bodega, por lo que, presuntamente, al enterarse, Ricalde Magaña mandó a empleados de su confianza, que no son personal de la Apiqroo, por ellos, los cuales se los llevaron y los desaparecieron, por lo que debe iniciarse una averiguación.

ALBERTO TEJERO / QUINTANA ROO HOY