Provocan la muerte de mascotas

Con el frío, el moquillo ataca a los perros que no están vacunados

19

Cozumel, Quintana Roo.- Más de 40 animales tuvieron que ser sacrificados por causa del brote de moquillo, luego de que más del 80% de las mascotas que fueron detectadas estaban con un proceso avanzado de la enfermedad; no tenían hogar, fueron encontrados deambulado en cinco colonias de la isla.

Laura de la Fuente, directora de la Sociedad Humanitaria Cozumel, indicó antes de mediados del mes pasado una mascota fue rescatada de la vía pública, y se detectó que tenía el virus del distender, comúnmente conocido como moquillo.

Recordó que también se registraron casos de contagios, activándose los protocolos como es la cuarentena de las instalaciones, misma que culminará hasta el 12 de noviembre próximo, para evitar que ingresen o salgan mascotas que pudieran ser portadoras del virus.

“Después del 12 de noviembre, vamos a cambiar nuestros procedimientos aumentando las medidas de seguridad para evitar que esto suceda de nuevo. Uno de estos será que todas las mascotas que sean llevadas a esterilización, sus dueños tendrán que mostrar su carnet en el que comprueben que están vacunadas”.

Dijo que hubieron algunas personas que en su enojo de haber perdido a sus mascotas por el terrible virus les quisieron echar la culpa por el contagio, “pero si hubieran contado con la vacuna contra el moquillo no habrían muerto. Las mascotas que se contagiaron, son las que no contaban con la vacuna y esto es responsabilidad únicamente de los propietarios”, afirmó.

El parvovirus y el distender son las dos enfermedades que son de mayor contagio en la población de mascotas de Cozumel, por lo que los propietarios deben aplicárselas a las mascotas, señaló.

Las colonias Emiliano Zapata y Diez de Abril es donde se han dado el mayor número de casos, seguidos de la San Gervasio, San Miguel y Flamingos; lo alarmante es que los perros y gatos recogidos estaban en la calle lo que significa que estaban en contacto con otros animales, por lo que se dispersó la enfermedad no solo entre perros y gatos, sino también a mapaches, coatis y gatos grandes, como el tigrillo.

Dio a conocer que la Sociedad Humanitaria Cozumel tuvo que sacrificar a 22 perros por tener la enfermedad de moquillo, en su gran mayoría muy avanzado; en total, detalló, 40 animales se sacrificaron que estaban contagiados con distintas enfermedades o por atropellamiento con fracturas graves.

“Este es el resultado de un mal manejo de las poblaciones de animales y del poco interés de cuidar a sus mascotas.

No nos da miedo, no queremos nosotros esconder los números de eutanasia, si tenemos que sacrificar a muchos animales por que no están en las condiciones, ni nosotros de ayudarlos, ni ellos de llevar acabo los procesos largos de recuperación”. (Alberto Tejero/Grupo Cantón)