DE LA REDACCIÓN
GRUPO CANTÓN

PUERTO MORELOS. Pese a que existen varias denuncias en contra del director de la Policía Preventiva y Turística de Puerto Morelos, Alfredo Serrano Guinto, la presidenta municipal Laura Fernández Piña, le sigue dando el palmazo en la espalda para continuar al frente y con ello se convierte en cómplice de las fechorías que ha hecho el agente que ahora busca inculpar a un subordinado para librar la denuncia que tiene ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por homicidio en grado de tentativa, extorsiones y abuso de poder.
Serrano Guinto se ha caracterizado por no asumir sus responsabilidades con tal de evadir la justicia, pues cabe recordar que fue él quien ordenó reprimir a los manifestantes en el casco antiguo de Puerto Morelos que se oponían a la destrucción del parque y en esa ocasión culpó a Luis Albareda, provocando su destitución.

Alfredo Serrano Guinto ordenó reprimir a los manifestantes en el casco antiguo de Puerto Morelos

Sin embargo por los hechos de ese día en la manifestación, cinco ciudadanos que fueron detenidos de forma arbitraria, interpusieron una denuncia penal el pasado 5 de junio en contra de Alfredo Serrano Guinto, así como de la alcaldesa Laura Fernández Piña y del director de Seguridad Pública y Tránsito de Puerto Morelos Gumersindo Jiménez Cuervo.
En esta ocasión el jefe policiaco de Laura Fernández busca de nuevo escapar de la justicia, ya que el pasado 18 de septiembre atentó contra un ejidatario de Leona Vicario, cuando viajaba en la patrulla económica 15, pero en su afán de deslindarse “convenció” a Joaquín Poot Acosta, un agente policiaco clave “Sagitario” de que declarara que él manejaba dicha patrulla.
Incluso fuentes fidedignas aseguran que Joaquín Poot Acosta, buscó a una de las personas que acudió a declarar a la Fiscalía General del Estado (FGE) para tratar de “comprarlo” y que cambie su versión, pero con lo que no cuentan es que existen más testigos que vieron completamente los hechos y que ubican a Serrano Guinto en el lugar donde intentó ejecutar al ejidatario, ya que ese día el jefe policiaco se encontraba en Leona Vicario en la fiesta de cumpleaños de la hermana de Andrés Cervantes Padilla conocido como “El Negro”, quien es su chofer.

El pasado 18 de septiembre atentó contra un ejidatario de Leona Vicario cuando viajaba a bordo de una patrulla

El ejidatario afectado interpuso una denuncia penal por homicidio en grado de tentativa, daños y abuso de autoridad en contra de Alfredo Serrano Guinto quien a toda costa busca evadir la justicia y por eso le pidió al comandante “Sagitario” que se echara la culpa, pero voces al interior de la Policía Preventiva y Turística de Puerto Morelos, aseguran que no es casual que Joaquín Poot esté dispuesto a complacer a su jefe pues también forma parte del negocio de las extorsiones que el jefe policiaco lidera.
Los mismos policías que por razones obvias y por temor a represalias, prefieren omitir su nombre, señalaron que con el dinero que ha embolsado Serrano Guinto, producto de sus extorsiones y negocios ilícitos, ahora pretende comprar testigos y salir librado de los delitos que se le imputan ante la FGJ.
Los portomorelenses no conciben porqué la presidenta municipal Laura Fernández solapa tanto a a Alfredo Serrano Guinto, ya que además ha reprobado los exámenes de control de confianza, pues en varias ocasiones ha aspirado a ser el director de Seguridad Pública y Tránsito de Puerto Morelos.