Paloma Wong | Quintana Roo Hoy

Transportaba una tonelada y media de droga que fue asegurada, junto con el jet y el piloto, además de dos camionetas ligadas con el tráfico de droga en Bacalar

PALOMA WONG
GRUPO CANTÓN

CHETUMAL. Una tonelada y media de droga, así como el aseguramiento de un jet tipo Hawker y el piloto de éste, fue el saldo del aterrizaje de una narco avioneta en Chetumal; mientras que en el municipio de Bacalar se aseguraron dos camionetas ligadas con el trasiego de droga proveniente de Sudamérica a México. Posteriormente la Secretaría de la Defensa Nacional emitió un comunicado, en el que informó que la droga incautada tiene un valor estimado de 392 millones 812 mil 500 pesos.
Alrededor de la una de la mañana de este martes, ciudadanos de la capital del estado advirtieron sobre la presencia de un jet sobrevolando sin luces de aproximación, el vuelo ilegal también fue detectado por el Sistema Integral de Vigilancia Aéreo (SIVA), quien lo monitoreó e inició un operativo. Además de este otros dos aviones ingresaron ilegalmente al territorio quintanarroense, pero éstos últimos escaparon por Belice.
El primer narcojet aterrizó en la pista del Aeropuerto Internacional de Chetumal, como referencia entre las instalaciones de la Policía Federal y el Centro de Reinserción Social (Cereso), fue asegurada por elementos del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional y aunque los tripulantes ya se habían dado a la fuga, se logró detener al narcopiloto.
El avión es un jet tipo Hawker con matrícula solo de un lado, de color blanco con rayas negras y grises, de doble turbina. Incluso esta no tenía asientos en el interior y en su lugar estaban acomodados los paquetes de droga. El avión Hawker presentó la Matrícula XB-RCF, con número de serie 258051(estatus vigente).
Desde su ubicación y aseguramiento en la terminal aérea el jet fue custodiado por elementos de la Guardia Nacional y del Ejército. Fue cerca de las 11:00 de la mañana cuando los peritos llegaron a levantar las muestras correspondientes y posteriormente se llevó a cabo el levantamiento de la droga, de la cual fue tonelada y media, para ser traslada a las instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) con sede en Chetumal.
En tanto que, en la conferencia mañanera de este martes, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, informó que eran tres los aviones que las Fuerzas Armadas seguían al detectar sus vuelos ilegales en la frontera sur del país, pero el que aterrizó en el aeropuerto de la capital del estado de Quintana Roo fue el único que se pudo asegurar. De los otros dos vuelos ilegales dijo que salieron del territorio nacional.
Inclusive el presidente mostró fotos del avión y de su interior, así como de los paquetes de droga estibados en el área donde debían estar los asientos.
López Obrador también confirmó que uno de los tripulantes fue detenido por las Fuerzas Armadas.

NARCOPISTAS EN BACALAR

Posteriormente se dio a conocer que dos camionetas fueron abandonas en el ejido Salamanca, municipio de Bacalar, por lo que de inmediato los elementos policíacos federales las custodiaron y decomisaron al estar presuntamente relacionadas con el avión que transportaba tonelada y media de cocaína.
De acuerdo con reportes preliminares, el operativo de búsqueda de los tripulantes del avión que aterrizó en Chetumal se amplió a toda la zona de los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar y fue en esta última demarcación que encontraron las camionetas –una Raptor y una Ram, ambas de color blanco-, en la zona conocida como de los menonitas.
En el interior de una de las camionetas encontraron cubetas con estopa bañada con combustible y la presunción que servirían de antorchas para iluminar la carretera para el aterrizaje de la nave, así como una cadena poncha llantas, la cual sería utilizada para tender en los accesos a la zona a fin de obstaculizar la llegada de las autoridades.
Además encontraron un bidón de gasolina con capacidad de 20 litros, al parecer utilizada también como material para la señalización de la pista improvisada.