Quintana Roo rompe récord en embarazos

De acuerdo al Instituto Nacional de Salud Pública, el 15% de niñas y adolescentes de Quintana Roo han estado embarazadas alguna vez, superando la media nacional que es de 11.5%

29

CHETUMAL.- A pesar de los esfuerzos de autoridades para disminuir el número de embarazos en adolescentes, Quintana Roo sigue encabezando los primeros lugares a nivel nacional con mayor número de casos en menores de edad, que por falta de información, cultura y comunicación con sus padres es que se mantiene en aumento.

De acuerdo al último informe de este primer trimestre de año, que lleva a cabo el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), para medir los índices de la estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (Enapea), Quintana Roo registra que el 15 por ciento de las niñas y adolescentes de 12 a 18 años de edad han estado embarazadas alguna vez, superando la media nacional que es de 11.5 por ciento.

Mientras que el Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo Adolescente (GEPEA), realiza esfuerzos para contrarrestar esta problemática, las estadísticas que emite la Estrategia Nacional para la prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), son altas ya que registran un 15.7 por ciento, el objetivo es erradicar el embarazo en niñas y adolescentes para el 2030 en México, meta que no se ha logrado.

En tanto el Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM), a través de su directora general Silvia Damián López indicó que han iniciado una campaña de prevención para disminuir el embarazo en adolescentes, mediante talleres y pláticas en escuelas secundarías y preparatorias.

Mencionó que la prevención es fundamental para disminuir estos casos, es por ello que el IQM realiza talleres y pláticas para sensibilizarlos desde una perspectiva en la cual sean responsables con su sexualidad, mostrándoles las consecuencias de ser padres y madres en edades tempranas.

Dentro de las entidades de Othon P. Blanco, Chetumal, Cozumel y Cancún son las que tienen mayor número de adolescentes embarazadas de nivel bachillerato, de 15 a 18 años ya que son el grupo que menos acceso tiene a anticonceptivos y servicios de salud sexual y reproductiva.

Lo que requiere es realizar más acciones en beneficio de los adolescentes tales como pláticas, talleres, suministro de métodos anticonceptivos, instalación de módulos, estands, ferias, consultas, sensibilización, para que los índices estén a la baja.

 

Por Samuel Caamal/Grupo Cantón