¿Qué hacer en vacaciones?

Descanso, ocio y turismo, son los conceptos asociados a vacaciones y, en sí, este término tiene como definición que es el plural de vacación, un término que procede del latín vacatio y que hace referencia al descanso de una actividad habitual.

23

Descanso, ocio y turismo, son los conceptos asociados a vacaciones y, en sí, este término tiene como definición que es el plural de vacación, un término que procede del latín vacatio y que hace referencia al descanso de una actividad habitual. Se trata del periodo en el cual las personas que estudian o trabajan suspenden temporalmente sus obligaciones.

Curiosamente, después de un periodo vacacional, muchas personas aseguran que regresan más cansados a sus actividades cotidianas, lo que podría ayudarnos a considerar ciertos hábitos que podrían afectar en lugar de ayudar a tener un receso relajante y reparador.

Algunos estudiosos del tema le llaman el síndrome postvacacional, el cual no será tema en esta ocasión, aunque sí está relacionado con el momento de fin de año que a muchos dará la oportunidad de contar con algunos días o incluso semanas de vacaciones de fin de año y es aquí donde está la importancia de continuar leyendo, debido a que se darán algunas sugerencias que podrían ayudar a evitar incurrir en los efectos negativos después de los días de descanso.

Si el plan es salir de la ciudad, entiéndase viajar, la primera recomendación sería que el plan de regreso sea con algunos días previos a reincorporarse a las actividades habituales, ya que esta medida podría evitar el tráfico intenso que genera el regreso de vacaciones, evitaría también exceso de estrés previo a día de retomar actividades, así como darse la oportunidad de reponerse del viaje y realmente relajarse y descansar.

Otra consideración podría ser: evitar los excesos en comida, desvelos o incluso bebidas, debido a que los cambios en hábitos alimenticios —de manera abrupta— provocan desorden en el organismo y como consecuencia agotamiento más allá de lo acostumbrado; para ello se sugiere tener en consideración que las fiestas decembrinas son propicias para estos excesos y se podría hacer un plan de régimen alimenticio tomando en consideración los inevitables.

La actividad física y el descanso deben estar incluidos en el programa vacacional para mantenerse energizados y generar momentos de convivencia con otros elementos de la familia que en tiempo ordinario suele dificultarse por las actividades de cada uno, así como realizar actividades fuera de casa que fortalezcan la convivencia y conocer lugares nuevos, como lectura y juegos de mesa así como exponerse al sol en horarios prudentes y evitar los excesos en gastos que puedan generar desgaste en varios aspectos.
Atender, entre otras, estas sugerencias, podría hacer la gran diferencia entre unas vacaciones agotadoras y otras reparadoras y disfrutables. ¡Felices vacaciones!