Pueblo fantasma

Los habitantes del lugar piden a las autoridades que se reactiven las actividades y se mejoren los servicios públicos.

42

CHETUMAL.-  La localidad de Subteniente López situado en el municipio de Othón P. Blanco en el Estado de Quintana Roo, es una comunidad asentada en la rivera del Río Hondo; paso más importante hacia Belice y al turismo nacional, hoy en día luce abandonado y olvidado por las autoridades. Los habitantes proclaman atención, reactivación económica, promoción, así como servicios públicos: calles, alumbrado público, vigilancia policiaca, entre otros.

Subteniente López mejor conocido como Santa Elena cuenta con un promedio de mil 980 habitantes, varios de ellos sobreviven del comercio, venta de comida, abarroteros, prestadores de servicios, tiendas de productos básicos, combis y mototaxis que se dedican a trabajar para un mejor sustento a sus familias.

Al ser el paso al puente internacional México-Belice desde 1994, año en el que se abrió la Zona Libre de Belice, que desde entonces inició el crecimiento económico de la población, ya que circulaban al día cientos de automóviles y autobuses de turismo nacional que llegaban a hacer compras y se dedicaban a pasear por la comunidad, lo cual generaban una gran derrama económica.

Juan Cárdenas transportista del poblado dijo que tienen más de tres años que no reciben apoyo de ninguna autoridad, para tratar de darle más promoción o reparar las calles que están en mal estado, que afecta a comerciantes cercanos, pues desde que cerraron el puente fronterizo ya nada es igual, es por eso que el poblado está abandonado y con una mala imagen.

“Ya no hay vendedores de comida debido a que la gente dejó de pasar por el poblado, ya no es lo mismo que en años anteriores, el turismo ya no llega y son pocos comerciantes que mantienen ventas”, denunció Ángel Buenaventura.

Los ingresos de más de 600 familias que se dedicaban a prestar servicios a los visitantes mexicanos y beliceños que pasaban por el poblado antes de entrar a la Zona Libre, ahora son afectados ya que la gente no está pasando por el poblado.

Cabe recordar que el 15 de mayo del 2013 dejó de circular la gente por el antiguo puente y ahora pasan por el nuevo puente internacional “Chactemal” y su acceso carretero evita el paso por la zona urbana.

Solicitudes a legisladores, diputados y autoridades, manifestaciones que han realizado los pobladores no han servido de nada para la activación del puente fronterizo.

La delegada municipal, Marta Oneida Gorocica Martínez, dijo que durante su gestión nunca se tuvo un interés por parte de las autoridades municipales para la comunidad, las solicitudes para reactivar la economía y calles no fueron tomadas en cuenta.

 

Por Samuel Caamal/Grupo Cantón