Primer ‘round’ de Fernández Noroña en San Lázaro fue contra ¡Muñoz Ledo!

El legislador del Partido del Trabajo reclamó al presidente de la Cámara su asistencia al mensaje del presidente Peña por el Sexto Informe de Gobierno.

7

CIUDAD DE MÉXICO.-  Con mano alzada, la mayoría de la Cámara de Diputados atajó la intención del diputado petista Gerardo Fernández Noroña de utilizar la tribuna para reclamar al presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, su asistencia al mensaje del presidente Enrique Peña Nieto con motivo del sexto Informe de Gobierno.

En la primera sesión de la Cámara de Diputados, Fernández Noroña reclamó y exigió el uso de la palabra, a lo que Muñoz Ledo aclaró que no se la daría para evitar desorden.

“Usted fue el agresor. No le voy a conceder el uso de la palabra. No permitiremos que usted ponga desorden en este Congreso”.

Previamente, desde su curul, el legislador Santiago González Soto, del Partido del Trabajo (PT), cuestionó a Muñoz Ledo sobre su asistencia al evento del presidente Peña Nieto.

A esto, el legislador de Morena respondió que no acepta ninguna censura, porque los actos públicos de las diputadas y diputados “son nuestra exclusiva responsabilidad ciudadana y política”.

Sin embargo, Muñoz Ledo aclaró que lo hizo en su calidad de diputado y de presidente de la Cámara de Diputados, cargo que expresa la unidad de la propia cámara, “y no está roto el orden constitucional. Eso dice la ley, yo acaté la ley”, y además junto con el diputado Marco Antonio Adame, vicepresidente de la Mesa Directiva, “fuimos agredidos físicamente por otro miembro de este Congreso, lo que es inaceptable”.

Ante la insistencia de Gerardo Fernández Noroña para hablar, Muñoz Ledo cuestionó los motivos del petista. Además, aclaró que no aceptaba la moción de orden porque no hubo desorden. “A no ser que usted quiera provocarlo, lo que no permitiré”, recalcó.

Porfirio Muñoz Ledo acusó a Fernández Noroña de haberle faltado el respeto en el evento de la víspera y de agredirlo físicamente, pero este último dijo que el señalamiento era una mentira y exigió de nuevo el uso de la palabra, ignorando los llamados a que se mantuviera en su curul.

En dos ocasiones, Fernández Noroña utilizó el micrófono de la tribuna para hacer uso de la palabra, que tenía la secretaria de la Mesa Directiva, Ana Gabriela Guevara Espinoza, por lo que Muñoz Ledo ordenó que se le quitara el sonido y le recordó que el presidente de la Mesa Directiva no puede ser invocado por alusiones personales. “No permitiré que usted ponga desorden en esta Cámara”., reiteró.

Fernández Noroña reclamó la falta de respeto e insolencia al presidente de la Mesa Directiva, quien a su vez le aclaró que no era insolente y lo acusó de ser un golpeador.

Finalmente, Muñoz Ledo pidió al pleno decidir a través de votación con mano alzada si le daban la palabra al diputado Gerardo Fernández Noroña, lo que fue rechazado con una mayoría abrumadora.

Cortesía: El Financiero