PASA pretende ampliar concesión por 20 años

Tras adquirir un nuevo predio aledaño al del relleno sanitario, buscan mantener la concesión por lo menos otros 20 años

29

PLAYA DEL CARMEN.- La Promotora Ambiental de la Laguna (PASA), concesionaria de la operación del relleno sanitario, pretende perpetuarse por otros 20 años.

A 10 años de tener la operación del relleno sanitaria, la empresa originaria del estado de Coahuila trata de convencer primero al Cabildo de Solidaridad y posteriormente a la que será la Décimo Sexta Legislatura del Congreso del Estado para conseguirlo.

Sin embargo, la empresa ha sido señalada por ecocidio y prácticas que atentan contra las mismas autoridades municipales, por lo que está en riesgo el entorno ecológico de la región.

Para llegar al relleno sanitario, se deben recorrer 12 kilómetros partiendo de la Unidad Deportiva de la Riviera Maya, por un camino de difícil acceso que ha permitido que la empresa haga y deshaga a su manera.

Y es que, en julio del 2011 a tan sólo dos años de haber iniciado las operaciones del relleno que le entregó el gobierno de Román Quian Alcocer, es decir un predio que pertenece al municipio y que entonces costó 14 millones de pesos, más otros 6 millones para construir las primeras celdas de dicho relleno; PASA provocó un ecocidio al verter lixiviados al subsuelo.

Entonces, autoridades municipales y expertos en materia ambiental corroboraron el irreversible ecocidio en el relleno sanitario de Playa del Carmen y sus alrededores, perpetrado paulatinamente por la empresa referida.

El relleno presentaba continua filtración de lixiviados al subsuelo y la contaminación a cenotes, un pozo de agua y vegetación, convirtiéndose en un peligro ambiental y de salud pública para los playenses.

Además, en septiembre del 2016, en una decisión que afectó nuevamente al entorno ecológico, la empresa impidió el paso de los camiones recolectores de basura del Ayuntamiento solidarense, bajo el argumento de una deuda que tenían.

Ahora, pretendiendo olvidar su pasado ecocida, y tras adquirir un nuevo predio aledaño al del relleno sanitario, buscan mantener la concesión por lo menos otros 20 años, que en suma serían 40 años.

 

Por Fernando Morcillo/Grupo Cantón