Ordenamiento de zonas irregulares a paso de tortuga

Se estima que en Quintana Roo existen más de 125 asentamientos irregulares

22

CANCÚN.- En el estado existen más de 125 asentamientos irregulares estando el 80 por ciento de ellos en la zona norte, (Benito Juárez, Isla Mujeres y Puerto Morelos) lo que ha sido una problemática añeja en donde hay más de 50 mil personas, señaló Carlos Ríos Castellanos, titular de la Secretaria de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable ( Sedetus), el cual indicó que dentro del proyecto para la regulación de estos predios se tiene un avance del 20 por ciento.

El funcionario comentó que esta es una tarea titánica en donde se involucran diversos ámbitos como la tenencia de la tierra, servicios y demás.

“Estamos tratando de sumar esfuerzos para tratar de avanzar en este  sentido”.

Añadió que avanzan por partes resolviendo lo que se puede de manera rápida y darle trámites a los que tienen una proceso más complejo.

“Lo que queremos es que la gente sufra las carencias de un asentamiento irregular que nada abona a la calidad de vida. Estamos trabajando con la gente que está dispuesta a participar para resolverlo”, expresó. “Tenemos un 20 por ciento atendido y un 10 por ciento resuelto pero vamos avanzando y en corto plazo vamos a ver resultados de estos procesos”, afirmó.

Indicó que la certeza jurídica es uno de los principales retos que enfrenta los habitantes de estas zonas, además de falta de calles, energía eléctrica, drenaje y un sin fin de servicios necesarias.

Añadió que actualmente están muy limitados estos asentamientos ya que se hacen operativos para frenar las posibles invasiones.

“Ahora se tienen frenados 15 desarrollos que no estaban regularizados, pero hay la disponibilidad de ellos de regularizar todo y entrar a la normativa vigente”. Comentó que estos asentamientos irregulares repartidos en 300 colonias, concentran a más de 50 mil personas que carecen de los servicios básicos. Mencionó que, por la naturaleza de estos predios es difícil estimar el impacto económico y ambiental que provocan estos asentamientos.

 

Por Connie López/Grupo Cantón