Un beso le arrancó la vida a su bebé; virus se comió sus pulmones y cerebro

La pequeña Aliza Rose falleció a los ocho días de nacida por un virus que le "comió" el cerebro y los pulmones.

557

Una joven madre de Estados Unidos hizo un desesperado llamado a través de redes sociales. Esto después de que su hija falleciera a los ocho días de nacida por culpa de un inocente beso.

De acuerdo a lo que cuenta la madre, Abigail Rose a través de su cuenta de Facebook, la pequeña Aliza Rose nació sin ningún problema, pero a las 36 horas de nacer, comenzó a presentar problemas.

Al notar los extraños síntomas de la recién nacida, los médicos empezaron a hacerle exámenes, los que determinaron que la niña había contraído el virus HSV-1 el que la hizo desarrollar herpes neonatal.

“Nació como un bebé saludable de casi 9 KILOS. Estaba sana durante un día y medio antes del virus hsv-1 conectado a su columna vertebral y se comió sus pulmones y cerebro”, relató la madre en su publicación.

La pequeña adiquirió el virus luego que una persona tocara a la niña sin lavarse las manos o la besó siendo portador del virus, según explica Abigail. Al cabo de un par de días Aliza falleció.

“Cualquiera puede ser un portador y no mostrar signos! Es fatal hasta por lo menos dos semanas y los padres se los pueden pasar a ellos también! Por favor, ayudarnos a salvar más vidas de bebés compartiendo nuestra historia y no besando bebés. Lávate las manos. No beses a los bebés”, explicó la madre.

La publicación de Abigail ya acumula más de 36 mil comentarios y ha sido compartida casi 300 mil veces.