Red de corrupción en EU metía a juniors en universidades élite

Entre los involucrados figuran las actrices de Hollywood Felicity Huffman y Lori Loughlin, quienes están acusadas de dar sobornos para facilitar el acceso de sus hijos a universidades como Yale, Georgetown o Stanford

16

WASHINGTON.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos destapó hoy una red de sobornos millonarios de familias adineradas, entre las que figuran las célebres actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin, para facilitar elacceso de sus hijos prestigiosas universidades como Yale, Georgetown o Stanford.

Se trata del mayor fraude de admisión universitaria nunca perseguido por el Departamento de Justicia”, aseguró el fiscal general de Massachusetts, Andrew Lelling, en una rueda de prensa en Boston.

Huffman, conocida por su participación en la serie televisiva “Desperate Housewives”, y Loughlin, quien saltó a la fama por su papel en la serie “Full House”, así como varios empresarios son parte de los 50 acusados de integrar un esquema de 25 millones de dólares que ayudaba estadunidenses ricos a que sus hijos ingresen a universidades de élite.

Destapan red de corrupción en Estados Unidos que metía a juniors en universidades élite como Yale y Stanford

También están incluidos responsables de las universidades, supervisores de exámenes y entrenadores.

Desde comienzos de 2011, y de manera continuada hasta el presente, los acusados -principalmente individuos cuyos hijos estaban aplicando para entrar en la universidad- conspiraron con otros para usar sobornos u otras formas de fraude para facilitar la admisión de sus hijos a universidades”, indicó el texto de acusación.

Los fiscales acusaron a William ‘Rick’ Singer, de 58 años, de liderar una asociación ilícita a través de su organización Edge College & Career Network.

Destapan red de corrupción en Estados Unidos que metía a juniors en universidades élite como Yale y Stanford

Los padres pagaban decenas de miles de dólares por sus servicios, que estaban enmascarados como contribuciones benéficas, dijeron los fiscales.

Aclararon que los estudiantes no eran conscientes de que habían accedido a las universidades como resultado de los sobornos pagados por sus progenitores.

Singer tiene previsto declararse culpable el martes en una corte federal de Boston de cargos que incluyen asociación ilícita, lavado de dinero y obstrucción a la justicia, según documentos del tribunal.

Destapan red de corrupción en Estados Unidos que metía a juniors en universidades élite como Yale y Stanford

HIJOS DE PAPI

En una llamada con un padre adinerado, dijeron los fiscales, Singer resumía así su negocio: “Lo que hacemos es ayudar a las familias más ricas de Estados Unidos a que sus hijos ingresen a la universidad”.

Estos padres representan un catálogo de riqueza y privilegio. Incluyen por ejemplo consejeros delegados de empresas públicas y privadas, exitosos inversores financieros e inmobiliarios, dos actrices muy conocidas y un famoso diseñador de moda”, según la acusación.

Un acusado que colabora con la fiscalía y coordinaba el esquema contó que ofreció a la actriz Felicity Huffman mediar para corregir las respuestas del examen de admisión universitaria (SAT) de su hija.

Huffman es acusada de pagar 15 mil dólares por el test modificado de su hija mayor, y comenzó el mismo proceso para su hija menor, pero luego abandonó la idea.

Destapan red de corrupción en Estados Unidos que metía a juniors en universidades élite como Yale y Stanford

En el caso de la actriz Lori Loughlin y su marido el diseñador de moda Mossimo Giannulli, aceptaron pagar sobornos de 500 mil dólares a cambio de que sus dos hijas fuesen aceptadas en el equipo de remo de la Universidad del Sur de California, pese al hecho de que no practicaban ese deporte, y así facilitar su admisión.

Un vocero de Loughlin declinó hacer declaraciones, mientras que representantes de Huffman no respondieron de momento mensajes en busca de comentarios.

Otros padres pagaron para presentar exámenes falseados de sus hijos y obtener así calificaciones más altas, con el objetivo de ingresar en estos centros educativos, algunos de los más prestigiosos del país.

No puede haber un sistema de admisión diferente para las personas adineradas”, comentó el fiscal federal de Massachusetts.

No puede haber tampoco un sistema judicial diferente para ellos”, agregó.

Destapan red de corrupción en Estados Unidos que metía a juniors en universidades élite como Yale y Stanford