Mujer se somete a una terapia con peces y pierde los dedos de un pie

Cuando visitó un spa en Tailandia para recibir un tratamiento con peces, una bacteria se filtró por la cicatriz de su operación

54

Mientras vacacionaba, una mujer australiana se sometió a terapia en una pecera, sin saber que le costaría la amputación de los dedos del pie derecho.

La víctima, de nombre Victoria ya había perdido la mitad de su dedo pulgar luego de que se le infectara el hueso a causa de una cortada que se hizo al pisar un pedazo de vidrio.

En 2010, cuando visitó un spa en Tailandia para recibir un tratamiento con peces, una bacteria se filtró por la cicatriz de su operación y le provocó una infección hasta la médula del dedo.

La mujer presentó alta temperatura y acudió al médico, pero fue hasta un año después cuando le diagnosticaron Schwelmenella, una infección que se come los huesos y en 2012, le amputaron su dedo pulgar.

Sin embargo, la tragedia siguió y en 2013, la presión por caminar sin un dedo, le causó úlceras y otra infección, por lo que un año más tarde, perdió otro dedo.

Dos años después, médicos le amputaron a Victoria dos dedos más y en 2017, le cortaron el meñique.