Miles marchan en reclamo de nuevas elecciones en España

Miles de personas participan en una movilización convocada por los partidos de derecha en Madrid para criticar al gobierno del socialista Pedro Sánchez

7

MADRID. Miles de personas se manifestaron este domingo en Madrid por launidad de España y contra la política del Gobierno socialista que preside Pedro Sánchez en la crisis con los independentistas de Cataluña, además de pedir la celebración de nuevas elecciones.

Bajo el lema “Por una España unida, ¡elecciones ya!”, los manifestantes, portando en su mayoría banderas de España, se concentraron en la céntrica Plaza de Colón, a donde acudieron los líderes del conservador Partido Popular (PP), Pablo Casado, y de Ciudadanos (liberales), Albert Rivera, a los que se sumó el presidente del ultraderechista Vox, Santiago Abascal.

Según la Policía, unas 45 mil personas asistieron a la protesta, mientras que los convocantes elevan la cifra a 200 mil, llegados de distintas partes de España en autobuses fletados por los partidos.

Casado, en declaraciones a la prensa, denunció la “rendición socialista” y los “tratos bajo la mesa” que, a su juicio, ha desarrollado el Gobierno socialista de Sánchez, por lo que insistió en pedir elecciones generales.

“El tiempo de Sánchez ya ha acabado”, concluyó.

También Rivera exigió elecciones y denunció el diálogo que ha mantenido el Gobierno español con los partidos independentistas catalanes.

“Ya basta que los separatistas nos marquen el camino”, dijo.

“Si (Sánchez) convoca elecciones no hará falta movilizarnos más”, añadió.

Por su parte, Abascal abogó por la suspensión de la autonomía en la región de Cataluña y acusó al gobierno de Sánchez de “traición”.

Los manifestantes convirtieron al presidente del Gobierno en diana de la protesta, con lemas y gritos como “Sánchez, traidor a la patria” o “Stop Sánchez. Elecciones ya”.

La concentración finalizó con la lectura de un manifiesto a cargo de tres periodistas, en el que se dijo que “la unidad nacional no se negocia” y que los españoles “no están dispuestos a tolerar más traiciones, ni concesiones”.

SÁNCHEZ DEFIENDE GESTIÓN

Como respuesta, el presidente del Gobierno aseguró este domingo que lo que hace el Ejecutivo es trabajar por la unidad de España, “que significa unir a los españoles y no enfrentarlos como están haciendo las derechas (…) hoy”.

Sánchez, en un acto del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en Santander (norte), aseguró que respeta la manifestación, pero recordó que se ha convocado contra una persona que como líder de la oposición permaneció “siempre al lado del Gobierno” en la crisis con los independentistas.

Sánchez se refería así al apoyo que le prestó en 2017 al gobierno español, presidido por Mariano Rajoy (PP), cuando los secesionistas catalanes convocaron el referéndum ilegal del 1 de octubre de ese año y la posterior declaración unilateral de independencia ilegal, que desembocó en el cese del Gobierno regional catalán por parte del Ejecutivo español, en aplicación de la Constitución.

“Lo que estoy haciendo ahora como presidente del Gobierno es resolver una crisis de Estado que el PP agravó cuando estuvo en el Gobierno”, dijo Sánchez, a la vez que insistió en que lo que el Gobierno hace es defender la Constitución y acusó a las derechas de enfrentar a los españoles con la concentración de Madrid.

RECHAZAN DIÁLOGO

La oposición de centroderecha ha cuestionado desde el primer momento la política a favor del diálogo político con los independentistas catalanes que Sánchez ha aplicado desde que llegó al Gobierno, el pasado mes de junio, y que califican como “traición”.

El anuncio, esta semana, de que los socialistas aceptaban la figura de un “relator” en la mesa de diálogo entre los partidos catalanes a petición de los independentistas, desembocó en la inmediata convocatoria de la protesta de hoy, pese a que esa propuesta no llegó a término y el diálogo quedó en suspenso.

Casado y Rivera, por separado, anunciaron la movilización a la que se sumó de inmediato el ultraderechista Abascal.

Los tres aparecieron hoy en una foto conjunta tras la concentración, pese a que el líder de Ciudadanos insiste en desvincular a su partido de la ultraderecha.

Rivera apareció en la manifestación con personas vinculadas al centro liberal como el candidato a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls o el escritor peruano-español Mario Vargas Llosa.

Valls dijo que su presencia en esta manifestación se ha debido a su convencimiento de que defender la Constitución “no es cosa de partidos, es cosa de todos los españoles”, a la vez que explicó que no subió al escenario junto a otros dirigentes políticos porque “no tenía que estar al lado de un partido como Vox” y porque no estaba entre los organizadores.

La concentración se produjo dos días antes del inicio del juicio a los políticos independentistas en el Tribunal Supremo español.