Macedonia cambia de nombre tras acuerdo con Grecia

El primer ministro Zoran Zaev, y su homólogo griego, Alexis Tsipras acordaron nombrar República de Macedonia del Norte a lo que se le conocía antes como República Yugoslava de Macedonia

2

Los gobiernos de Grecia y Macedonia alcanzaron hoy un histórico acuerdo para cambiar la denominación de esta última por la de República de Macedonia del Norte, en un intento por zanjar una larga disputa que permita diferenciar el nombre del país y el de la provincia griega homónima.

El primer ministro de Macedonia, Zoran Zaev, calificó como “histórico” el cambio de nombre de la ex república yugoslava. El acuerdo ahora deberá ser sometido a un referéndum en el país, añadió Zaev en conferencia de prensa.

Su homólogo griego, Alexis Tsipras, también celebró el acuerdo. “Nuestros vecinos serán llamados República de Macedonia del Norte”, anunció Tsipras en un comunicado.

Destacó que el principal aspecto del acuerdo era diferenciar al país vecino de la provincia griega de Macedonia. El nombre será utilizado internacionalmente y será reconocido por la Constitución del país, añadió.

Grecia se negaba a que el país vecino se llamara Macedonia y por ese motivo Atenas bloquea desde 2005 el inicio de las conversaciones de adhesión de Macedonia a la Unión Europea (UE) y su pertenencia a la OTAN.

Desde hace dos meses hubo intensos esfuerzos auspiciados por Naciones Unidas para intentar poner fin a la disputa abierta entre Atenas y Skopje desde 1991.

“Creemos que Macedonia recibirá una invitación para transformarse en el miembro 30 de la OTAN en su cumbre del 12 de julio”, dijo hoy Zaev.

Tanto la UE como la OTAN celebraron el acuerdo. “Esto pondrá a Skopje en el camino de su membresía en la OTAN”, afirmó el secretario de la alianza, Jens Stoltenberg. Asimismo, aseguró que el cambio “ayudará a consolidar la paz y la estabilidad a lo largo de todos los Balcanes Occidentales”.

La alta representante para Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, pidió al resto de los países del bloque dar el visto bueno a iniciar las conversaciones para que la nación ingrese a la unión.