Frase de Trump en un mural de un refugio de niños inmigrantes agita el debate migratorio

Un mural del presidente Donald Trump cerca de una cafetería en Casa Padre les dice a los niños inmigrantes que están allí: "A veces, al perder una batalla, encuentras una nueva forma de ganar la guerra". Departamento de Salud y Servicios Humanos.

12

La polémica está servida con una frase que ha inspirado la política antiinmigrante del presidente de EEUU, Donald Trump, y que aparece en un mural en uno de los refugios más grandes de EEUU para menores no acompañados situado en el estado de Texas.

“A veces, al perder una batalla, encuentras una nueva forma de ganar la guerra”, reza la frase, escrita en español y en inglés, que aparece junto con un dibujo de Trump en la pared cercana a la cafetería de Casa Padre en Brownsville, Texas, el lugar que acoge a centenares de los niños que cruzaron solos la frontera.

Esa cita del actual presidente de EEUU, nada tiene que ver con otras de sus antecesores que también están repartidas en diferentes lugares del mismo centro, ubicado dentro de un antiguo Walmart, y que representan frases inspiradoras sobre inmigracion que pronunciaron una veintena de ex mandatarios como Barack Obama o George. W. Bush.

Pintado por un empleado de Southwest Key, el mural muestra la cabeza del presidente Trump flotando sobre la Casa Blanca y frente a una bandera estadounidense.

Una portavoz del refugio dentro del programa Southwest Key Casa Padre,  que albergaba a más de 1.000 niños a partir de mediados de mayo, según datos del estado, dijo que el mural había estado allí “desde poco después de que se abriera el refugio”.

“Cada refugio está decorado para ser amigable para los niños y la educación es un componente que intentamos incorporar a toda nuestra programación”, dijo la portavoz Cindy Casares, aunque prefirió no referiste a la reacción de los niños a la pintura.

“Muchos (los niños) dijeron que habían escuchado muchas cosas antiinmigrantes que Donald Trump había dicho”, dijo Gómez. “Huían de la violencia en sus hogares para buscar oportunidades y una vida mejor en los Estados Unidos … Vieron a Donald Trump como una persona que sería una amenaza para esa esperanza y eventualmente los deportaría a su país donde enfrentarían la muerte inevitable.

Los refugios están en el punto de mira ya que los niños están siendo separados de sus padres a lo largo de la frontera de EE.UU.-México bajo la política de “tolerancia cero” de la administración Trump. En mayo, más de 600 familias fueron separadas en la frontera, según el Departamento de Seguridad Nacional.

Southwest Key Programs administra 16 de las aproximadamente tres docenas de albergues en Texas que tienen contrato con la Oficina federal de reasentamiento de refugiados, según datos del estado.

En esos centros se atiende a menores no acompañados que han sido detenidos por funcionarios federales. Posteriormente, los niños son ubicados con familiares o puestos en un sistema federal de cuidado de crianza, un proceso supervisado por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados.