Descalifica EU combate al narco, origen de la violencia en estados

El memorando firmado por el presidente estadounidense dirigido al secretario de Estado Mike Pompeo y que fue divulgado este jueves en Washington, identifica a 22 países como grandes productores y/o facilitadores del tráfico de drogas

21

El gobierno federal, el mayor responsable de resolver la violencia e inseguridad desatada en el país por el crimen organizado, enfrenta de nuevo una embestida del presidente Donald Trump que amenaza con descertificar a México por incumplir sus compromisos internacionales contra el narcotráfico e incluirlo así en la lista negra de grandes productores y plataformas de trasiego a nivel continental.

“Necesitamos que el Gobierno de México intensifique sus esfuerzos para aumentar la erradicación de la amapola, las incautaciones, los procesos judiciales y la confiscación de bienes”, dijo Trump, que también exigió una “estrategia integral de control de drogas” para no descertificarlo por incumplimiento.

El narcotráfico, que según el especialista Oscar Valdez mueve 80 centavos de cada peso en la economía nacional, es la causa de que haya incrementado a niveles históricos la violencia en varios estados del país que hasta hace algunos años se consideraban pacíficos, como Guanajuato o Quintana Roo.

En general, existe una gran ausencia del gobierno federal contra el crimen organizado que controla el tráfico de drogas, de personas, de indocumentados, además de secuestros, extorsiones, derecho de piso y lavado de dinero; todos delitos del orden federal que, por lo mismo, no son facultad de las autoridades estatales.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional, durante el primer semestre de este año la incautación de drogas se redujo de forma considerable. La confiscación de heroína disminuyó 75 %, de mariguana 51 % y de cocaína 24 %. En junio pasado, la Casa Blanca sostuvo que más del 90 % de la heroína que se consume en Estados Unidos proviene de México.

El memorando firmado por el presidente estadounidense dirigido al secretario de Estado Mike Pompeo y que fue divulgado este jueves en Washington, identifica a 22 países como grandes productores y/o facilitadores del tráfico de drogas. Esos países son Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela.