Debe OVC “la renta, el teléfono y la luz”

5

02QH-01-260716-1

Jesús Vázquez
QUINTANA ROO HOY

La Oficina de Visitantes y Convenciones de Cancún le debe a Telmex, al Consejo de Promoción Turística, Mayakoba, e incluso a la empresa que opera el estadio de los Vaqueros de Dallas. En total es un listado de más de 80 empresas que la propia OVC dio a conocer tras una solicitud de transparencia tramitada por la asociación Somos Tus Ojos.

Fabiola Cortés Miranda, directora de la organización Somos Tus Ojos, la cual obtuvo esta información a través de solicitudes ante el Instituto de Transparencia, adelantó que en breve interpondrán una demanda penal por desvío de recursos en contra de Juan Pablo Guillermo, titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación del Gobierno del estado, para lo cual citarán como testigos tanto a los hoteleros José Chapur y Abelardo Vara en su calidad de miembros del Comité Técnico del Fideicomiso de Promoción Turística del municipio Benito Juárez, así como a los titulares de los respectivos fideicomisos de promoción turística de  Cancún y la Riviera Maya, Jesús Almaguer y Darío Flota, respectivamente.

Hasta el momento, dijo, se sabe de al menos dos empresas que han interpuesto sendas denuncias en contra de la OVC en reclamo del pago no devengado de sus servicios, aunque por el momento no está en posibilidades de revelar sus nombres.

La asociación Somos tus Ojos acumuló 17 pruebas que documentan el presunto desvío de 1,464 millones de pesos, correspondientes a la recaudación del impuesto al hospedaje del año 2014 y el periodo que va de enero a septiembre de 2015.

Cortés Miranda refiere que Sefiplan se ha negado reiteradamente a informar sobre el destino que se le dio a los 1,464 millones de pesos, pese a las solicitudes de información y recursos de revisión que se han tramitado ante el Instituto de Transparencia a nivel estatal.

Antecedente

En 2014, el gobierno del estado modificó las reglas de operación de los 9 fideicomisos de operación de promoción turística que entonces existían en el estado, correspondientes a los 9 municipios de la entidad. La modificación implicó que el gobierno del estado centralizaba el control del impuesto al hospedaje, anteriormente manejado de manera independiente por los fideicomisos de promoción turística.

También desapareció los 9 fideicomisos para concentrar en sólo tres las funciones de promoción turística de los 9 municipios del estado: la OVC, el Fideicomiso de Promoción de la Riviera Maya y el Fideicomiso de Promoción Turística de la Gran Costa Maya.

En enero de 2015 se filtró un documento oficial del gobierno del estado en el que se desglosaba claramente que aunque el presupuesto asignado para la OVC en 2014 era de 175 millones de pesos, sólo 5 millones de pesos estaban etiquetados para funciones de promoción, el resto del dinero no tenía una asignación específica.

Jesús Almaguer Salazar, titular de la OVC reconoció en su momento que la oficina enfrentaba severos adeudos porque las asignaciones del gobierno del estado no llegaron en tiempo.

Hoy se sabe que el principal acreedor de la OVC es la firma Olabuenaga Chemistri, a la que hasta abril de 2016 le debían 49 millones 585,628 pesos; seguido del gobierno del estado, al que le deben 31.5 millones de pesos. Con la firma Tv Medios tienen un adeudo de 21.8 millones de pesos, mientras que a la empresa Golf Mayakoba le deben 9.7 millones de pesos.

Otros nombres que llaman la atención en la lista de acreedores son Alday Hendricks y Asociados, firma del yerno del ex gobernador Joaquín Hendricks Díaz, así como al propio Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) al que  deben 5.4 millones de pesos y ello le habría costado a Quintana Roo ocupar una de las peores ubicaciones en el más reciente Tianguis Turístico de México, realizado en Guadalajara.

Fuentes al interior de la Secretaría de Turismo que pidieron el anonimato revelaron que Quintana Roo estuvo cerca de no permitírsele participar en el Tianguis por la deuda que tiene con el CPTM.

También hay personas físicas, como el enlace de prensa que convoca a conferencias de prensa y elabora los boletines institucionales, al cual se le adeudan 32 mil pesos, e incluso el propio Centro de Convenciones donde la OVC renta espacio para sus oficinas de operación.

Las otras deudas

Somos Tus Ojos también ha documentado que la deuda del Fideicomiso de Promoción de la Riviera Maya (FPTRM) asciende a los 118 millones de pesos, mientras que el Fideicomiso de Promoción de la Gran Costa Maya adeuda 3.6 millones de pesos.

En la lista de deudores del FPTRM se encuentran firmas como Alazraki y Asociados, Training & Marketing Specialist, Roberto Gaudelli y Asociados, Festival Internacional de Jazz de Montreal, Orbitz Worldwide, Expedia, Travelocity, Apple Vacations y Golf Mayakoba, algunos de los cuales se les adeuda en dólares.