Tras denuncia de abuso sexual en kínder, padres piden aclarar caso

Las clases en el colegio se normalizaron, sin embargo, las investigaciones continúan para saber quién atacó a la niña de 4 años

71

CHIMALHUACÁN, Estado de México

Luego de que una pequeña de 4 años fuera víctima presuntamente de abuso sexual dentro del colegio donde asiste en el Barrio Herreros en Chimalhuacán, las autoridades educativas aseguran que no hay una denuncia directa hacia algún profesor.

 “Hay una queja de una madre de familia que comenta que su hija tiene malestar físico y partir de ello, pues alega una situación de índole sexual”, dijo Lizbeth Villa, directora de preescolar.

Nosotros entendemos perfectamente bien, estamos atendiendo conforme el protocolo que nos corresponde como institución, hay una queja de una madre de familia en donde dice que su pequeña fue agredida con base en esa queja lo manifiesta en el Ministerio Público nosotros tenemos conocimiento y estamos en la mejor disposición como institución de apoyar a la situación y se resuelva de la mejor manera.

La menor de cuatro años que acude a preescolar solo tiene contacto con su profesora y un profesor de educación física, pero ninguno ha sido señalado.

“No hay acusaciones directas, no se sabe a ciencia cierta qué sucedió, no se sabe a quién acusar, no hay un daño directo que recaiga contra alguien”, agregó.

Sin embargo, comentaron que apoyarán en las investigaciones.

“Estamos conscientes de la gravedad del hecho, estamos seguros que se esclarecerá y también si alguna situación en la que podamos ayudar con toda la voluntad del mundo lo podemos hacer”, señaló Miguel López Escamilla, director de primaria.

En tanto padres de familia exigen se esclarezca el hecho.

“Está mal, ellos dicen que tienen pruebas de que está lastimada la niña, pero también dice la persona que recibe a los niños y la maestra que sale con ellos en la tarde, que nunca viene el papá o la mamá por ella, mandan a un tío, que se investigue todo esto y si hay un culpable ya sea de la escuela o fuera de la escuela se haga lo más rápido posible porque no queremos que la escuela cierre”, mencionó Juana Magaña, madre de familia.

Los padres de la menor declinaron llevarla a la escuela y dar declaraciones hasta que se esclarezca dónde pudo haber sido víctima de una agresión sexual la pequeña.