¿Por qué se llama “rublo” al dinero en Rusia?

14

Ciudad de México.- El dinero en cada país es parte fundamental de su historia. Cada nombre, origen y valor, están determinados por factores irrepetibles que nos permiten conocer mejor a la nación en la que circula.

La moneda rusa tiene su origen en el siglo VIII, época en la que la gran actividad comercial llevó a comerciar con activos extranjeros de Roma, Oriente próximo y otros lugares de Europa.

De la necesidad de contar con un activo propio surgió la razón de la primera moneda nacional. Fue en ese entonces cuando surgen las kunas, utilizadas en la ciudad de Nóvgorod hasta el siglo IX.

Podemos pensar en los tratos comerciales de la época como un tanto caóticos: Pieles como método de intercambio y monedas de distintas culturas circulaban para cerrar tratos comerciales, de ahí la importancia de crear un sistema propio.

Fue hasta el noveno siglo cuando surgió un extraño fragmento de plata con peso de 200 gramos que le brindan su nombre a la moneda rusa.

Tenían forma de varilla, que era cortada para obtener medidas del peso señalado, “rublo” proviene de un verbo: “rubit”, que significa cortar, literalmente, el rublo era un fragmento cortado de la pieza grande metálica.

El peso particular del metal (plata), era el que aseguraba su valor.

Esta pieza altamente falsificable fue superada hasta la acuñación del primer rublo en forma: En el siglo XVI, durante el mandato de Elena Vasílievna Glínskaya, a la que la empresa numismática Lavín (link) denominó como artífice del rublo, quien también es célebre por ser madre de Iván el Terrible.

De hecho, el rublo aparece en un afán nacionalista impulsado por duques en las ciudades de Moscú, Ryazan y Nóvgorod, que compartía espacio con otra moneda llamada denga, lo que creó un caos debido a que cada emisión era distinta, y pese a que podían o no, compartir peso a algunas características, sus valores diferían según el lugar.

Del rublo comenzaron a surgir otras monedas que representaban fracciones del mismo: Polushka, que era un cuarto del kopek, que a su vez, era la centésima parte de un rublo; el medio rublo se llamaba Poltínnik.

Fuente/Excelsior