Permanece en Hidalgo huachicoleo, reconoce López Obrador

El presidente afirma que pese a la entrega de apoyos en zonas cercanas a ductos de Pemex, ese ilícito persiste; reitera a ciudadanía no robar combustible

14

En Hidalgo aún persiste el robo de combustible, pese a la entrega de apoyos sociales a las poblaciones cercanas a los ductos, reconoció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El titular del Ejecutivo lamentó que los pobladores de zonas donde actúan las bandas del crimen organizado dedicadas al robo de combustible, agredan a elementos del Ejército y de La Marina que buscan combatir el “huachicoleo”

“Sí, desgraciadamente todavía hay mucha resistencia a la participación del Ejército, de la Marina, de la Policía Federal, porque estaba muy arraigado lo del apoyo de la gente a quienes se dedican a actividades ilícitas, en este caso al robo de combustible. Entonces, hay agresiones y hay momentos difíciles, complejos”, expuso el titular del Ejecutivo.

Aceptó que el impacto de los programas sociales en las zonas huachicoleras no ha tenido el impacto necesario, pues la población sigue optando por obtener combustible barato para consumo propio o para venderlo que en acercarse al gobierno.

“Y que si es por necesidad que cuenten con nosotros para que se les apoye en todo lo que requieran, trabajo, bienestar”, puntualizó López Obrador.

El presidente reiteró su llamado a los habitantes por donde atraviesan ductos para que se abstengan de participar en la ordeña ilegal, y exhorta a los miembros de esas bandas a dejar esa actividad y reincorporarse a la vida pública y legal.

 

“Que le den la espalda a esta actividad, que no protejan a quienes se dedican al robo de combustible, que es muy peligrosa esta actividad.

“Incluso el llamado también lo hago a quienes se dedican a estas actividades, que vayan pensando en reincorporarse a la vida pública y a actividades lícitas, que abandonen las filas de la delincuencia, que piensen en sus familiares, que piensen en sus hijos, en ellos mismos, los riesgos que corren, el que se vayan a la cárcel”, exhortó el presidente.

Planteó también que revisara la contratación de los elementos de seguridad pública para vigilar instalaciones de gobierno, pues se distrae a policías federales y estatales para resguardar oficinas en lugar de combatir la inseguridad.