Las emotivas palabras a un médico que falleció en asalto

‘Ojalá no te hubiera soltado’, ‘Lo mataron vilmente’, fueron algunas de las palabras que dedicaron familiares y amigos en una carta de despedida

1489

CIUDAD DE MÉXICO.

A los 36 años, a Rubén Trejo Téllez, destacado oncólogo cirujano, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, un delincuente le quitó la vida.

La noche del martes pasado el joven doctor salió del hospital en el que acababa de realizar una operación. Acompañado por su novia Laura, alrededor de las 22:00 horas, subieron a su vehículo para emprender el camino de regreso a casa, sin embargo, la violencia en la capital del país les tenía otro destino.

No se ha ido un médico, lo mataron vilmente después de operar en un hospital de San Ángel Inn, Universidad… lo asaltaron”, redactó uno de sus amigos a modo de despedida.

El auto en que viajaban circulaba por la calle Andrea del Sarto, en la colonia Nonoalco; allí tuvieron que bajar la velocidad debido al tráfico, de pronto, un hombre vestido con sudadera blanca, con la capucha puesta y con una pistola en la mano, de acuerdo a las declaraciones de Laura, se acercó al automóvil, les apuntó y pidió que le entregaran sus pertenencias.

El médico entregó su teléfono de inmediato, no obstante, el asaltante quería más, por lo que empezó a forcejear para bajar a Rubén del coche, entre los jalones el delincuente disparó. Dos tiros terminaron la vida del cirujano.

Querido amigo, durante dos años de nuestras vidas nos veíamos a las 6:30 AM para estacionarnos casi siempre juntos y saludarnos e iniciar la jornada. Saludos a donde estés”, recordó otro amigo del médico.

Ante los hechos el ladrón ocultó el arma en su cinturón y salió corriendo del lugar; Laura, desesperada, salió del auto para ayudar a su novio. La escena logró que más personas intentarán socorrer a la pareja, por lo que empezaron a buscar ayuda.

Al lugar arribaron agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina. A prisa comenzaron a buscar al delincuente y a llamar a los servicios de emergencia, pero ya no hubo remedió, Rubén murió en el sitio y el ladrón escapó.

Ojalá hubiera sabido que ese fue nuestro último abrazo… ojalá no te hubiera soltado, no te hubiésemos dejado emprender ese camino que te llevó a las garras de un criminal…”, fueron las palabras escritas poco después del suceso.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) y la Fiscalía Desconcentrada en Benito Juárez ya investigan la muerte de Rubén.

Hoy te arrebataron la vida, hoy te asesinaron. Un hombre vil, de la manera más cobarde decidió amputarnos el alma. Arrebató a toda la nación un médico brillante”, escribió su prima para decir adiós.