‘Imagínense despertar porque tu madre grita por su vida’: Hija de Abril Pérez

Ana Cecilia, la hija de Abril Pérez, víctima de feminicidio, narró a través de Twitter, la angustia que ha vivido por la violencia que ha ejercido su padre, presunto asesino de su mamá

213

CIUDAD DE MÉXICO.

Ana Cecilia, hija de Abril Pérez, mujer víctima de feminicidio recordó a través de su cuenta de Twitter el episodio que vivió el 4 de enero de 2019, día en que su madre fue presuntamente golpeada por su papá, Juan Carlos, exCEO de Amazon México.

“Imagínense despertarse en la madrugada por los gritos de tu madre que grita por su vida. Imagínense levantarse a ver la hermosa cara de tu madre ensangrentada gracias al criminal que una vez llamaste “papá”, escribió la joven en la red social.

La joven indicó que después de tanto dolor y tanta angustia y coraje, no perdía la esperanza de que algún día pudiera vivir una vida sin violencia con su madre y sus hermanos. “Imagínense tener ese sueño”.

La joven también narró el momento en que recibió la llamada de su hermano, quien le avisó que su madre yacía inconsciente por un balazo en la cabeza.

“Imagínense tener este sueño y ser fuerte día a día por tu sueño… sólo para que un día tu hermano te llame, el mismo día que tú sabías que verías a tu hermosa madre, para decirte que tu madre se encuentra inconsciente por un balazo a la cabeza”.

Imagínense no poderle decir adiós, que te quiten tu mundo entero de un día para el otro. Imagínense temer por tu propia vida sabiendo que en este país gobierna el que tiene dinero y no la justicia. Y que en un dos por tres puede que ya no estés aquí como fue el caso de mi madre”.

En una serie de tuits, la joven clamó por justicia para abril, su madre quien recibió un balazo en la cabeza cuando se dirigía, en compañía de su hijo y su abogado, al Aeropuerto de la Ciudad de México.

La joven lamentó que el responsable de la muerte de su madre ‘siga suelto’.  

“Imagínense sentir el dolor, la desesperación y la impotencia que yo como otras millones de mujeres sienten día a día por este tipo de inhumanidades. Imagínense saber que el criminal sigue suelto, y probablemente seguirá así hasta que se le acabe el dinero”.