Coca-Cola le arrebata el agua y provoca epidemia de obesidad en San Cristóbal: académicos y ONGs

208

Ciudad de México.- Coca-Cola Femsa sobreexplota los mantos acuíferos y ha desencadenado una epidemia de diabetes en el municipio de San Cristóbal de las Casas, ubicado en la zona alta del estado de Chiapas, Gobernado por Manuel Velasco Coello, denunciaron académicos y organizaciones de la sociedad civil.

En conferencia de prensa en la Ciudad de México, criticaron que la situación se ha agravado durante los últimos años con el aval de autoridades municipales, estatales y federales, que más allá de tomar cartas en el asunto para mitigar la problemática, la promueven con la renovación y ampliación de concesiones.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el municipio chiapenco habitan cerca de 210 mil personas y el 97.5 por ciento dispone de agua entubada. Además, el Coneval señala que más de la mitad de la población vive en situación de pobreza.

El doctor Marcos Arana, del Centro de Capacitación en Ecología y Salud para Campesinos y Defensoría del Derecho a la Salud de ese municipio, señaló que en la actualidad el ritmo de extracción de agua supera los 2 millones 500 mil litros diarios.

Explicó que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha otorgado la renovación y ampliación de concesiones a “Inmobiliaria del Golfo SA de CV”, razón social utilizada por Coca-Cola Femsa en Chiapas, sin consultar a los habitantes de San Cristóbal de las Casas y sin transparencia.

Alejandro Calvillo Unna, director de El Poder del Consumidor (EPC), manifestó que para producir apenas medio litro de Coca Cola se requieren hasta 35 litros de agua.

Paloma Mejía Lechuga, directora del Programa Agua Segura en Escuelas, Fundación Cántaro Azul, de San Cristóbal de las Casas, denunció que los habitantes carecen del vital líquido a consecuencia del abuso de la embotelladora de refrescos.

Mejía sostuvo que Coca-Cola Femsa ha actuado sin el consentimiento de la población y utiliza el recurso natural para la fabricación de bebidas con altos contenidos de azúcar que están provocando una epidemia de diabetes entre la población indígena.

Este fenómeno se está extendiendo por todo el país con una población que presenta uno de los niveles más altos de consumo de bebidas azucaradas y diabetes en el mundo.

Dan recomendaciones a Amlo

Los activistas hicieron un llamado al nuevo Gobierno de la República Mexicana, a cargo de Andrés Manuel López Obrador, y de las próximas administraciones estatales y municipales a priorizar las giuientes acciones:

-Garantizar el derecho al agua a la población mexicana empezando por el acceso gratuito a agua de calidad para beber en los planteles escolares y las plazas públicas.

-Garantizar a la población el acceso a la información sobre las concesiones de agua, la capacidad de los acuíferos y aguas superficiales, los niveles de extracción y el monto del pago por metro cúbico por los concesionados.

-Destinar parte de los recursos generado por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las bebidas azucaradas para realizar campañas nacionales sobre los daños que genera el consumo de bebidas azucaradas y la promoción del consumo de agua, que incluyan a las poblaciones indígenas.

-Llevar a cabo un análisis independiente y exhaustivo del estado del acuífero del Huitepec en Chiapas, así como un estudio de la dinámica hidrológica del mismo que nos permita entender puntualmente el impacto de la extracción de agua de la Inmobiliaria del Golfo SA de CV en la disponibilidad de agua de la población de San Cristóbal y las comunidades aledañas al acuífero

-Revisar y, en su caso, cancelar las concesiones para la explotación de agua a las empresas de bebidas y a industrias que generan externalidades negativas, que puedan poner en riesgo de abasto de este líquido para la población.

-Incrementar el impuesto al refresco y a las bebidas azucaradas para desincentivar su consumo y evitar prácticas de discriminación de precios, dirigiendo parte de los recursos a la prevención y atención de los daños generados por el consumo de estas bebidas.

-Implementar inmediatamente sistemas de suministro de agua segura en todas las escuelas de Chiapas y espacios públicos y regular y limitar los puntos de venta de bebidas azucaradas para menores, particularmente en las escuelas y alrededores.

-Promover acciones normativas y educativas para evitar el consumo de refrescos y jugos procesados en menores de tres años.

-Hacer un llamado a las autoridades sanitarias para que, a la mayor brevedad, se realicen los estudios epidemiológicos para evaluar los efectos del alto consumo de bebidas azucaradas en la población indígena de los Altos de Chiapas.

Refresco enferma a poblaciones

En un país en el que hace casi dos años se decretó una alerta epidemiológica por diabetes, sobrepeso y obesidad, el problema recobra fuerza.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), 7 de cada 10 adultos y 3 de cada 10 niños viven con exceso de peso y al año mueren más de 105 mil personas a consecuencia de la diabetes.

Recientemente, la doctora Marcia Hiriart, investigadora en el Instituto de Fisiología Celular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dio a conocer los resultados de un estudio en el que se confirmó la relación entre las bebidas azucaradas y la presencia del síndrome metabólico, que conlleva a la presencia de obesidad abdominal, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, hipertensión, incremento de triglicéridos y colesterol, además de distintos tipos de cáncer.

“Hemos encontrado suficiente evidencia científica para señalar que tomar de manera regular bebidas azucaradas genera grasa abdominal y promueve el desarrollo del síndrome metabólico”, apuntaló esta mañana.

La especialista agregó que se trata de un problema que actualmente envuelve a la humanidad, pues, aseguró, cerca de 50 millones de personas alrededor del mundo viven con exceso de peso.

El doctor Arana afirmó que lo que ocurre en en el municipio es sólo un ejemplo de lo que sucede en el país, donde “es más fácil” hallar un expendio que venda refrescos, que una tortillería.

“La población indígenas esta viviendo el extremo de esta catástrofe”, recriminó al respecto Calvillo Unna, quien urgió a crear una “revolución de la hidratación en el país” para favorecer el consumo de agua natural y no el de refresco y otras bebidas azucaradas.

Fuente/Excelsior