Batres señala a Calderón como mayor responsable de la violencia

El presidente del Senado indicó que ni siquiera el expresidente Enrique Peña Nieto tiene tanta responsabilidad como Calderón Hinojosa en el aumento de la violencia.

6

CIUDAD DE MÉXICIO

El mayor responsable de la violencia que existe en el país es el expresidente de la República, Felipe Calderón, aseveró el presidente de la Cámara de Senadores, Martí Batres Guadarrama.

En conferencia de prensa, el legislador de Morena indicó que ni siquiera el expresidente Enrique Peña Nieto tiene tanta responsabilidad como Calderón Hinojosa en el aumento de la violencia.

Dijo que al inicio del sexenio de Calderón la cifra de asesinatos al año era de 8 mil y al final de su administración fue de 27 mil, por lo que el exmandatario debería ser prudente en sus comentarios acerca de la nueva estrategia gubernamental para enfrentar esta problemática.

“Cuando empezó el sexenio de Felipe Calderón había 8 mil homicidios al año, cuando terminó había 27 mil homicidios al año. Es decir, incluso, la mayor responsabilidad en el tema de la violencia no es del sexenio pasado, sino de este sexenio, de Felipe Calderón.

“Creo que el que tendría que ser más mesurado y más prudente en estos temas y más autocrítico debería ser él”, puntualizó el senador de Morena.

Martí Batres, comentó que la norma legislativa le permitiría ser reelecto un año más como presidente del Senado a partir de septiembre y puntualizó que ha recibido el respaldo tanto de senadores de Morena como del PAN.

“Y en virtud de que la Ley Orgánica del Congreso de la Unión permite en el caso del Senado que haya reelección de la Mesa Directiva y por otro lado, dicha reelección se hace por mayoría simple, hay condiciones para que la Mesa sea reelecta, además existe el ánimo dela gran mayoría de los integrantes”, comentó el senador de Morena.

Por otra parte, Martí Batres hizo pública su iniciativa de reforma a la Ley General de Partidos Políticos a fin de reducir en 50% su financiamiento público en el ámbito local con el objeto de destinar ese recurso a programas en contra de la pobreza en el país.