Humectación capilar

Si alguna vez haz sentido tu cabello seco, opaco, sin vida ni movimiento, es probable que le esté hacienda falta humectación.

24

Si alguna vez haz sentido tu cabello seco, opaco, sin vida ni movimiento, es probable que le esté hacienda falta humectación.

 

Al cabello al igual que a la piel, debes mantenerlo en perfecto balance entre la hidratación y la humectación, lo segundo es simple si permites a tu cabello regenerar su propio humectante de manera natural, sin embargo la gran mayoría de nosotras no lo permitimos, usando shampús abrasivos, tiñéndolo constantemente, no aplicando acondicionador, o resecándolo diariamente con herramientas de estilizado caliente.

 

Si crees que el daño es irreparable y debes cortar, te tengo una buena noticia, no siempre es así.

 

A veces solo le hace falta un elixir milagroso que incluso puedes tener en la repisa de tu cocina, se trata de los aceites capilares, que bien pueden ser de origen vegetal y que ocupas en la cocina como el del aguacate, olivo o coco o bien puedes conseguir aceites especializados de belleza capilar en las tiendas de belleza, estos además del aceite vegetal incluyen proteínas que enriquecen y nutren a profundidad cada fibra capilar de tu maltratada melena.

 

Si te asusta aplicarte aceite directamente en el cabello, no temas, si lo aplicas adecuadamente no tiene por qué ser un problema, solo elige sobre tus necesidades a partir de las siguientes características:

 

CABELLO GRASO O MIXTO. Elige aceites a base de jojoba, ricino o coco, si además tienen hierbas como el romero, ortiga o salvia ayudan además con el exceso de grasa.

 

CABELLO NORMAL A SECO: Elige aceites a base de coco, aguacate, olivo o argán, si deseas aclarar u oscurecer tu cabello también puedes agregar manzanilla o nogal y ayudar a tus reflejos de forma natural y nutritiva
¿Cómo aplicarlo? Si tu cabello es normal a seco, aplícalo de medios a puntas a temperatura ambiente, sobre tu cabello recién salido de la ducha, aún muy mojado y péinalo como acostumbras.

 

Si tu cabello es mixto o graso, aplícalo una vez que este seco solo sobre las puntas, no olvides usar solo unas gotas tibias o frotarlo en tus manos para calentarlo un poco.