Nintendo acaba de patentar una funda que convertirá tu móvil en una GameBoy

Los juegos para móviles han evolucionado muchísimo desde hace unos cuantos años, y ahora encontramos títulos a la altura de las especificaciones de la gama alta

8

Los juegos para móviles han evolucionado muchísimo desde hace unos cuantos años, y ahora encontramos títulos a la altura de las especificaciones de la gama alta, que nos ofrecen una experiencia gráfica tremenda para tratarse de un dispositivo portátil.

Sin embargo, es cierto que en muchas ocasiones esta experiencia gráfica es mucho mejor que la propia experiencia que nos ofrece la historia del juego. Y esto es algo que en otras consolas portátiles antiguas, como la GameBoy, pasaba al contrario: la experiencia gráfica era peor que la de la historia del juego.

Por ello, nosotros siempre recomendamos que, si eres fan de los juegos de tu infancia, instales algún emulador en tu terminal para poder volver a jugarlos. Y ahora, Nintendo acaba de patentar una funda que convertirá tu móvil en una GameBoy. Aunque no es oro todo lo que reluce.

Y es que, como puedes ver en la imagen, se trata de una funda con tapa en la que encontraríamos los habituales botones de la GameBoy Color, los cuales tendrían un recorrido suficiente como para darnos una buena experiencia jugando. Estos, irían acompañados de un recorte en la parte superior en la que podríamos ver una porción de pantalla donde se dispondría el juego, algo que, a nuestro juicio, es un error.

Lo cierto es que con el tamaño actual de las pantallas de los smartphones, nos parece un atraso jugar en un pequeño recuadro del mismo en lugar de reescalar la pantalla del juego para que ocupe la totalidad del panel de nuestro smartphone.

Por otra parte, es posible que Nintendo esté planteándose la posibilidad de lanzar una aplicación que emule los juegos de sus míticas consolas antiguas, aprovechando el enorme tirón que tienen los juegos de la compañía, como el Zelda, el Pokémon o el Metroid, juegos que muchos hemos jugado en la infancia y que seguramente preferiríamos jugar antes que otros títulos más modernos.