El celular con el cerebro ¿de una avispa?

20

La guerra por la Inteligencia Artificial móvil ha empezado. Y promete recrudecerse durante los próximos años. Será, además, una guerra muy diferente de la que hemos conocido hasta ahora, porque no se trata ya solo de aumentar la capacidad de procesamiento de los móviles, sino de un auténtico cambio de concepto que pasa por dotar a nuestros teléfonos de la capacidad de aprender y decidir por sí mismos la mejor forma de funcionar.

Resultado de imagen para huawei mate 10

Hasta ahora, la batalla había consistido en fabricar procesadores cada vez más pequeños y potentes, CPUs más rápidas, procesadores gráficos más eficientes… chips, en definitiva, que multiplicaran su capacidad de cálculo, su potencia gráfica y minimizaran, al mismo tiempo, el consumo de batería. Pero la Inteligencia Artificial móvil no va de eso. O por lo menos no solo de eso. La potencia sin control no es más que fuerza bruta, y con ella nuestros terminales pueden, sí, realizar millones, o miles de millones, de procesos por segundo, pero seguirán estando ciegos y ajenos al mundo que les rodea.

¿IA para qué?

No es de extrañar, pues, que una de las principales aplicaciones de Inteligencia Artificial del Mate 10 se de en el campo de la fotografía. El teléfono, en efecto, es capaz de reconocer lo que tiene delante nada más abrir la cámara: un rostro, un paisaje, un animal, comida, un sujeto en movimiento, una escena nocturna… y configurar automáticamente todos sus parámetros en milésimas de segundo para obtener, en cada ocasión, la mejor foto posible. El teléfono, además, tiene la capacidad de ir aprendiendo a medida que lo utilizamos, de forma que no responde nunca a una configuración preestablecida, sino que la va modificando según sean sus propias «experiencias». El Mate 10 reconoce, por ahora, 13 tipos diferentes de objetos o escenas, y reacciona en consecuencia al detectar cualquiera de ellos. Para alcanzar este conocimiento de base, que viene incluido de fábrica, cada smartphone ha sido «alimentado» con más de 100 millones de fotografías.

Dotado con una doble cámara principal (una de 20 megapixeles monocroma y otra de 12 megapixeles en color), tiene además una apertura de f/1.6, lo que le permite captar mucha más luz en escenas nocturnas o poco iluminadas.

Resultado de imagen para huawei mate 10

El nuevo Huawei Mate 10 incorpora Android 8.0 Oreo y, para sacarle el máximo partido, estrena la octava versión de su software EMUI, especialmente pensada para sacar partido a la inteligencia del dispositivo.

Junto al teléfono, Huawei suministra un cable (USB tipo C por un lado y HDMI por el otro), que permite conectar el terminal a la pantalla y poder trabajar con los contenidos y aplicaciones del móvil como si fuera un ordenador, teclado y ratón incluidos, y sin necesidad de acoplarlo a un Dock.

Resultado de imagen para inteligencia artificial

Para Zhang, «En el futuro, el móvil será nuestro asistente y podrá responder correo, o incluso llamadas telefónicas, por nosotros. Este es el primer paso hacia la creación de un móvil inteligente y que nos comprende».

Con información de Abc